email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Competición

Crítica: Stars at Noon

por 

- CANNES 2022: Lo último de Claire Denis no tiene mucho sentido, pero en cierta manera, es mejor así

Crítica: Stars at Noon
Margaret Qualley y Joe Alwyn en Stars at Noon

Claire Denis regresa al Festival de Cannes con un largometraje simplemente increíble, y no siempre en el buen sentido. Su última propuesta, Stars at Noon [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, presentada en la competición oficial, retrata una relación sofocante y un tanto ramplona con un aire retro (aparentemente, la novela en la que está basada se ambienta en Nicaragua en la década de 1980), pero parece desarrollarse durante la pandemia. Todavía hay más.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Margaret Qualley (tan buena en todo lo que hace, desde Novitiate hasta La asistenta) interpreta a una mujer que dice ser periodista, pero que principalmente se dedica a pasar el rato en un hotel, acostándose con personas "por un precio" y sin escribir nada. Un fatídico día, la mujer entabla relación con Joe Alwyn, un empresario que se pasea por el lugar con trajes blancos impolutos. Se enamoran rápidamente, y poco después tratan de huir. El calor es asfixiante, y no hay ningún sitio al que escapar, pero, aun así, lo intentan.

Hacía años que esta periodista no veía algo así, una historia sobre dos personas (blancas) perdidas en medio de un mundo que no conocen y que los rechaza abiertamente, sin un objetivo claro y sin ofrecer demasiadas explicaciones. Pensamos inmediatamente en El año que vivimos peligrosamente, y es fácil imaginar esta obra como una propuesta prestigiosa en un festival de clase A hace unas décadas, o como uno de esos thrillers eróticos en los que solía destacar Adrian Lyne.

Sin embargo, Denis lo hace todo mucho más extraño. En ocasiones, los diálogos son simplemente hilarantes, ya que el encuentro entre los dos personajes parece una audición fallida para James Bond. “Tienes la clase de buenos modales que acaban haciendo que te maten”, dice el personaje de Qualley, Trish. Posteriormente, la mujer compara acostarse con él con "follar con una nube", debido a su piel pálida y complexión de porcelana, mientras exige "ron y champú". Esta periodista no tenía ni idea de lo que estaba ocurriendo durante la mayor parte de la película y, aun así, no podía apartar la mirada de la pantalla. Es francamente delirante.

O lo sería si Denis no supiera cómo filmar cuerpos (nunca resulta de mal gusto, aunque a veces no tiene tanto que ver con el sexo sino con la gloriosa bendición del aire acondicionado). La cineasta se centra en las huellas marcadas en la espalda de los amantes, en los rostros brillantes. Tal vez sus protagonistas son demasiado jóvenes para transmitir la visión cínica de "esto ya lo he vivido", pero al menos tienen una buena química.

Por otra parte, tal vez esa sea la clave, ya que todo el mundo miente. Mienten sobre su trabajo, sobre quiénes son realmente y sobre lo que buscan. Trish pretende ser una figura romántica, una chica salvaje atrapada en medio de una tormenta, pero su desesperación y soledad la traicionan. Es evidente que la vida de aventuras que imaginaba para ella no está funcionando. Esto se vuelve dolorosamente evidente tras la conversación con John C. Reilly, que cuenta con un cameo en la piel del potencial editor de Trish, un hombre de aspecto somnoliento que ofrece una clase magistral sobre cómo decirle a un periodista que trabajar como freelance para una publicación no significa ser uno de sus empleados. Eso duele.

La película no es un éxito, pero resulta interesante de alguna manera, especialmente en su torpeza. Estas historias provocan inmediatamente un interés devoto o risas en los momentos más inoportunos. Las interpretaciones son extrañas, aunque los actores están comprometidos (cuando aparece Benny Safdie disfrutando de su desayuno, ya ni siquiera nos sorprende). Sin embargo, la cinta puede convertirse en un placer muy culpable. A pesar de dejarte hecho polvo, confundido y con ganas de ron.

Stars at Noon es una producción de la francesa Curiosa Film, coproducida por ARTE France Cinéma y Ad Vitam. Wild Bunch International se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)


Galería de fotos 26/05/2022: Cannes 2022 - Stars at Noon

26 fotos disponibles. Desliza hacia la izquierda o la derecha para verlas todas.

Claire Denis, Joe Alwyn, Danny Ramirez, Margaret Qualley
© 2022 Fabrizio de Gennaro for Cineuropa - fadege.it, @fadege.it

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy