email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Semana de la Crítica

Crítica: Alma Viva

por 

- CANNES 2022: En su primer largometraje, Cristèle Alves Meira encuentra realismo mágico en un pueblo de las montañas portuguesas

Crítica: Alma Viva
Lua Michel en Alma Viva

Original, personal y profundamente sentida, Alma Viva [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
 supone un impresionante debut en la ficción de la ascendente realizadora portuguesa Cristèle Alves Meira. En un panorama de festivales saturado de luminosas películas de madurez, esta se merece destacar. La película también sobresale por su particular toque de realismo mágico, que Alves Meira considera un mero hecho de la vida lugareña y no una alteración del orden natural. Se estrenó el primer día de la Semana de la Crítica de Cannes y es una obra muy acorde con lo que suele lanzarse allí.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Citando las sabias palabras de Rihanna, Salomé (interpretada por la joven hija del director, Lua Michel) se siente “the only girl in the world”, es decir, “la única chica del mundo”. Vive en Francia con su madre, pero está pasando el verano en la casa familiar de Trás-os-Montes, en Portugal, donde hay muchos paisajes escarpados en los que jugar y extraños rostros locales que observar con la boca abierta. Sin embargo no hay ni un solo niño o amigo de su edad, lo que también contribuye al aura ligeramente irreal de la película. El papel de compañera de juegos lo desempeña la querida abuela de Salomé, Avó, una figura misteriosa y compleja que vislumbramos por primera vez (Salomé lo hace a través del marco de una puerta translúcida) en estado de trance, con un rosario entre los dedos, murmurando bendiciones a las almas difuntas del más allá que seguramente no figuran en el corpus católico tradicional. En este momento adquiere sentido la traducción al inglés del título como "living soul" (alma viva).

La historia gana ritmo cuando Avó está a punto de morir. Se sospecha que su vecina Gracinda (Martha Quina), enemiga acérrima, había envenenado el pescado que ese mismo día había entregado a Salomé para que se lo llevara. Además de su fama de hechicera o "bruja" entre los vecinos, Avó también había tenido un romance con el marido de Gracinda. E irrumpiendo como si fuera una caballería, la madre de Salomé, Aïda (Jacqueline Corado), y el tío malhumorado, Joaquim (Arthur Brigas), también hacen el trayecto de Francia a Portugal para supervisar el entierro de Avó y repartir sus bienes en un ambiente tenso.

Después de morir, Avó vive a través de su nieta, o incluso podríamos decir que la posee literalmente, y en una serie de secuencias imaginativas encontramos a Salomé tramando una especie de venganza contra Gracinda, aunque el hecho de que se hubiera embarcado en algo así por voluntad propia habría sido incluso más perturbador. Uno de sus actos consiste en el desgarrador sacrificio de pollos en la granja de Gracinda, donde la carnicería resultante parece terriblemente realista.

Ciertos aspectos de la historia de Alma Viva pueden parecer algo arbitrarios, y a pesar de la atmosférica y luminosa fotografía de Rui Poças, que dota a cada plano de un elemento de interés, podría decirse que se echa en falta algo de cohesión y que el resultado emocional es un poco apagado. Sin embargo, el féretro omnipresente de la matriarca de la familia y su oscuro presagio para los familiares que se quedan recuerda auténticamente al clásico gótico sureño de Faulkner, Mientras agonizo, y al igual que la obra de ese autor, Alma Viva llega a verse como una historia contada por un extraño que, cuando ha seguido su curso, se convierte en un amigo fiel.

Alma Viva es una coproducción entre Portugal, Francia y Bélgica, resultado del trabajo de Fluxus Films, Midas Filmes, Entre Chien et Loup, Les Films Pelléas y Studio Exception. Kinology se encarga de gestionar las ventas mundiales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy