email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2022 Competición World Cinema Documentary

Crítica: All That Breathes

por 

- El documental del director indio Shaunak Sen, premiado en Sundance, sigue a dos hermanos que intentan proteger a los pájaros del cielo contaminado de Nueva Delhi

Crítica: All That Breathes

Aquí hay algo único: una película fascinante sobre virtudes y buenas acciones; de esas que equilibran la balanza si crees en el karma o en una religión monoteísta. All That Breathes [+lee también:
tráiler
entrevista: Shaunak Sen
ficha de la película
]
, del documentalista indio Shaunak Sen, se centra en el milano negro y su frágil lugar en el ecosistema local debido al aire contaminado de la ciudad. De los muchos documentales sobre crisis climática presentados en festivales, este es uno de los más persuasivos, ya que muestra cómo un entorno urbano soporta un calvario, en lugar de un ejemplo aislado o un sermón individual desde el púlpito. La película recibió el Gran Premio del Jurado en la Competición World Cinema Documentary la semana pasada en la edición virtual de Sundance (ver la noticia).  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Observando la actitud concentrada pero modesta de los dos protagonistas, Sen ofrece —a riesgo de ser pomposo— un ejemplo de cómo nosotros, los civiles, podemos renunciar a las tareas rutinarias de nuestras vidas para hacer algo más grande, con resultados visibles en el mundo que nos rodea. Es un disparador, casi sobrenatural en su imaginario, que pide una reacción igualmente trascendental: los pájaros caen del cielo literalmente en bandadas, como las ranas al final de Magnolia. ¿Qué vas a hacer al respecto?

Los hermanos Saud y Nadeem fabrican dispensadores de jabón en lo que parece un taller mecánico, pero afortunadamente la película de Sen no parece preocuparse por ello. La verdadera pasión de los hermanos es su operación veterinaria sin ánimo de lucro, Wildlife Rescue, que rescata a unos 20 milanos negros heridos al día y los somete a una cirugía correctiva: reparar un ala torcida por aquí, o una pupila nublada por allá. Cuando vuelven a los cielos contaminados, queda claro que ciclo volverá a repetirse, y un pájaro curado podría ser derribado por exactamente la misma dolencia. Pero, al igual que si apilaran basura frente a tu ventana, la vista de pájaros retorciéndose en el suelo enciende el impulso altruista de Saud y Nadeem, que con suerte también se encuentra dentro de nosotros.  All That Breathes tiene un momento en particular que hizo que este autor se diera cuenta de que algo especial estaba ocurriendo. Cerca de la mitad de la película, los hermanos ven a dos milanos negros flotando boca abajo en una carretera inundada.; luego, la cámara de Sen capta, en tiempo real, el momento en que deciden zambullirse hasta la cintura en el agua revuelta y marrón. El chapoteo de las olas y los remolinos de escombros recuerdan al diseño de producción de una película sobre la Guerra de Vietnam como La chaqueta metálica; el imaginario necesita ser enmarcado de esta forma cinematográfica para ser escalofriante.  

Más tarde, nos enteramos del significado musulmán de alimentar y de devolver la vida a esas aves de presa: el Thawāb, en referencia al mérito espiritual que corresponde a los actos de piedad. Después, vemos la cobertura mediática de protestas contra los musulmanes impulsadas por la Ley de Ciudadanía del gobierno nacionalista hindú, intercaladas con el trabajo más tranquilo de Saud y Nadeem. Con habilidad consumada, y una comparación entre el discurso político y medioambiental que da en el clavo y casi se vende sola, Sen ha captado un mundo desfasado.

All That Breathes es una coproducción entre Reino Unido, India y Estados Unidos, llevada a cabo por Kiterabbit Films y Rise Films, en colaboración con HHMI Tangled Bank Studios. Submarine Entertainment gestiona las ventas internacionales.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy