email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2022 Midnight

Crítica: Hatching

por 

- Solo la rareza finlandesa de Hanna Bergholm podría anunciar claramente que va a haber otro Birdman en la ciudad

Crítica: Hatching
Siiri Solalinna en Hatching

Parece que hay todo un subgénero de historias que se tuercen después de un encuentro inesperado con un pájaro, desde Reflection [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Valentyn Vasyanovych
ficha de la película
]
(el título de Valentyn Vasyanovych presentado en Venecia) hasta Hereditary o la reciente Hatching [+lee también:
tráiler
entrevista: Hanna Bergholm
ficha de la película
]
, de Hanna Bergholm. Así que la próxima vez que algo golpee tu ventana o se cuele volando dentro de casa, déjalo estar, y tal vez (solo tal vez) las cosas no empeoren. Ya es hora de empezar a aprender lecciones vitales de las películas, incluso las presentadas en la sección Midnight de Sundance.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta de Bergholm (que no debe confundirse con The Hatching, famosa por su lema “Mother nature bites back”, y en la que también encontramos algunos huevos) es el tipo de película de terror que te hace pensar más que saltar. No es exactamente aterradora, bañada en un rosa millennial y más luz solar de la que Finlandia ha visto en meses. Aun así, la situación se vuelve inquietante, y de forma muy rápida, cuando la joven Tinja (Siiri Solalinna) descubre que su dócil madre (Sophia Heikkilä), que también es una influencer, no se toma muy bien que las criaturas salvajes invadan sus interiores cuidadosamente decorados.

En realidad, no se toma muy bien muchas cosas (es como si los personajes de Reese Witherspoon en Big Little Lies y Una rubia muy legal se fusionasen de repente en uno solo). Tinja tiene todos los ingredientes necesarios para ser popular, pero en su casa no se valora la socialización, sino tener objetivos y ambición. La joven está agobiada por sus pruebas clasificatorias para la competición de gimnasia, pero pronto tendrá que lidiar con más problemas y secretos, incluido uno guardado en el contenedor de desechos orgánicos. Este es parte del atractivo de la "Extraña Ola Finlandesa": con todo lo que ocurre, desde infidelidades hasta osos de peluche destrozados y llenos de babas, la gente todavía se acuerda de reciclar.

La criatura que finalmente hace su aparición, después de que Tinja rescate un extraño huevo para cuidarlo en casa como si fuese suyo, es realmente maravillosa. Cortesía de Gustav Hoegen, responsable de algunos bichos de Star Wars, se trata de un ser desagradable pero conmovedor, que tan solo busca afecto. Es una pena que acabe transformándose, ilustrando esas terribles conversaciones sobre cuerpos que "experimentan ciertos cambios" al crecer. Podría haber aportado algo icónico a esta pequeña película.

Por otra parte, parece que las ambiciones de Bergholm (o las del guionista Ilja Rautsi, que deleitó al mundo con sus cortometrajes Helsinki Mansplaining Massacre y The Night of the Living Dicks, optando en esta ocasión por un título mucho más simple, por desgracia) van más allá de la “película de monstruos”. Demostrando una vez más lo difíciles que son las cosas para una chica, Hatching le da una vuelta a algunos problemas habituales: dismorfia corporal, trastornos alimentarios, el deseo de ser aceptada y las relaciones maternofiliales codependientes. Resulta divertido, pero no demasiado sorprendente. Al cine de terror siempre le han gustado las adolescentes y sus problemas.

Podemos intuir muy pronto hacia donde se dirige todo (y la utilización de canciones de cuna debería estar prohibida en el mundo post-Krzysztof Komeda), pero el vínculo entre Tinja y su criatura es definitivamente interesante. Sintiéndose aislada y frágil, acepta que debe hacerse responsable de lo que ha domesticado, al igual que en El Principito [+lee también:
tráiler
making of
ficha de la película
]
, obviando el sacrificio ocasional de mascotas. Cuando tus padres esperan que seas perfecta u optan por distanciarse, como el padre de Tinja, que dejó de tomar decisiones hace mucho tiempo, el monstruo que vive en tu armario puede hacerte compañía y lograr que sientas que tienes el control. Puede hacer que te sientas mejor contigo misma. Hay una razón por la que a las niñas les gusta gritarles a sus muñecas, diciéndoles que son feas.

Hatching es una producción de la finlandesa Silva Mysterium y la sueca HOBAB. Wild Bunch International se ocupa de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy