email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2022 Competición World Cinema Documentary

Crítica: Nothing Compares

por 

- El efectivo, aunque poco revelador, documental de Kathryn Ferguson te recuerda lo que ya sabes sobre Sinéad O’Connor

Crítica: Nothing Compares

Unos días después de romper la foto del Papa, Sinéad O’Connor fue abucheada en el Madison Square Garden. Presentada como una artista cuyo nombre “se convirtió en sinónimo de valentía e integridad”, O’Connor se quedó quieta, observando a una multitud dividida, entre hostil y acogedora, mientras valoraba sus opciones. Si alguien hubiera pensado en hacer un biopic sobre ella, no habría mejor inicio que este concierto de 1992. El momento exacto en que una inesperada estrella del pop y una activista colisionaron, teniendo que elegir entre una u otra. Por otra parte, Kathryn Ferguson llegó primero con Nothing Compares, presentada en la sección World Cinema Documentary de Sundance.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esta conmovedora escena, que culmina con un reconfortante abrazo de Kris Kristofferson (como debería ocurrir siempre), resume el mayor problema con el primer largometraje documental de Ferguson, que lleva el nombre de la célebre canción que, dependiendo de a quién le preguntes, encumbró o hundió a O’Connor, al menos durante un tiempo. Es divertida, es dramática, pero ya conocemos la historia. Conocemos las polémicas, su relación con la iglesia y el videoclip de “Nothing Compares 2 U”, con las famosas lágrimas corriendo por su rostro. Según I Want My MTV: The Uncensored Story of the Music Video Revolution, el director John Maybury le echó la culpa "a las cebollas", mientras que O’Connor aseguraba que estaba pensando en su difunta madre. En cualquier caso, lo sabes. Y lo más probable es que no descubras nada nuevo.

Esto se vuelve especialmente evidente considerando que O’Connor ha vuelto a ocupar los titulares recientemente, debido a una tragedia personal y una supuesta hospitalización. El documental no aborda ninguno de estos eventos, por razones obvias, pero no podemos evitar sentir que la obra se centra solo en su conocido pasado, no en su presente.

Aunque Ferguson trata de cubrir una gran parte de la vida de O’Connor, la película parece apenas un boceto. Esto puede deberse a que no hay una auténtica revelación, o a que su estilo se desvía un poco hacia el documental del The New York Times sobre Britney Spears. Puede que la intención de Ferguson fuese iniciar el movimiento "Justicia para Sinéad", señalando cómo los medios (y los periodistas misóginos) han maltratado a esta mujer. Las personas que solían hacer comentarios sobre su apariencia o su comportamiento "errático" no quedan muy bien retratadas en la actualidad (lo cual es satisfactorio), pero el "cállate y canta" suena desgraciadamente familiar, evocando el momento en que la banda de country Dixie Chicks se pronunció contra el entonces presidente George W. Bush. Si no lo haces, debes enfrentarte a la condena pública, tanto entonces como ahora. Al menos, en el caso de O’Connor, ella ya se había afeitado la cabeza, ahorrándole tiempo a todo el mundo.

Ferguson no evita los aspectos desagradables (“En su caso, el abuso infantil estaba justificado”, dice alguien, casi anticipando la invención de Twitter), y se toma su tiempo para mostrar aquello que conformó el carácter de la cantante, ya sea una abusiva infancia con un padre inestable o la complicada relación de Irlanda con la religión. "Solo quería gritar", dice O’Connor. Y lo hizo, con un aspecto que sigue siendo tan llamativo hoy en día como lo fue entonces, mientras artistas como Peaches comentaban su "actitud no binaria". Nothing Compares no es demasiado original, pero al menos es un recordatorio de que hay algo realmente maravilloso en la actitud Non, je ne hurte rien. También deja claro que, cuando otros afirman que posicionarte puede arruinar tu carrera, en realidad puedes verlo como algo que te devolverá al lugar al que perteneces.

Nothing Compares es una producción de by Tara FilmsArd Mhacha Productions.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy