email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIAN 2021 San Sebastian Industria

El European Film Forum de San Sebastián se fija en lo que necesitamos (y lo que tenemos) para alcanzar una producción sostenible

por 

- Los profesionales piden una intervención directa de las instituciones para establecer estándares ecológicos, y que el sector audiovisual pueda liderar la transición

El European Film Forum de San Sebastián se fija en lo que necesitamos (y lo que tenemos) para alcanzar una producción sostenible
Un momento del debate (© SSIFF/Ulises Proust)

Después de que una pandemia haya sacudido la industria cinematográfica hasta sus cimientos, los participantes en el European Film Forum del Festival Internacional de Cine de San Sebastián de este año tienen una cosa clara: debemos seguir centrándonos en hacer algo sobre la causa real del desorden de 2020, la crisis climática. Bajo el título "Green Deal: ¿retos u oportunidades para la industria audiovisual europea?", y moderado por Elena Neira, el evento reunió a expertos para discutir cuáles son los pasos que debería seguir la industria en este momento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En su introducción, Lucía Recalde, responsable de la Unidad Industria Audiovisual y Programas de apoyo a los medios de la Comisión Europea, subrayó la importancia de las transiciones verde y digital “como los dos motores que impulsan la transformación de la industria”. Esta agenda, que se ha visto acelerada por la crisis del Covid-19, ha apremiado a la Unión Europea a adoptar el nuevo programa Europa Creativa 2021-2017, con un aumento significativo del presupuesto (alrededor de un 80%), y a implementarlo junto con el Plan de Acción para los Medios de Comunicación y Audiovisuales y el mecanismo de recuperación y resiliencia, un plan de recuperación sin precedentes con un presupuesto total de 723.800 millones de euros. Recalde añadió: “Algunos puntos han sido renovados después de la pandemia, como el objetivo de garantizar un escenario equilibrado para los agentes audiovisuales tradicionales y los servicios de VOD, apoyar herramientas innovadoras para experimentar con datos y establecer una serie de medidas que incentivarán las prácticas ecológicas. Hemos iniciado el “diálogo verde” con la industria porque ya no hay tiempo, debemos hacerlo ahora, y para ello nos estamos centrando en dos aspectos concretos: la alineación de los cálculos de la huella de carbono y la creación de una etiqueta verde europea".

“Tenemos que hacer que sea obligatorio; la única forma de lograr una industria ecológica es tener un acuerdo verde. Tiene que aplicarse de arriba hacia abajo”, tal como defendió el español Álvaro Longoria, vicepresidente del European Producers Club y productor de Morena Films. “Está muy bien que los productores lleven a cabo rodajes ecológicos, pero esta no es la forma correcta de hacerlo, porque tenemos que complacer a los grandes clientes. Ellos son los que tienen que buscar alternativas ecológicas, y la única forma de lograrlo es obligar a todas las producciones emitidas en Europa a tener una etiqueta verde. Hasta que no se produzca el cambio, será muy difícil, y se nos acaba el tiempo”, añadió con vehemencia.

La húngara Zsofia Szemeredy, Cofundadora de Green Eyes Production, Consultora en Sostenibilidad y ejecutiva de desarrollo, también defendió la necesidad de reglas y políticas concretas, señalando además la responsabilidad del consumidor. “Tenemos que educar a la gente. El consumidor tiene la mayor responsabilidad. Es a ellos a quienes estamos tratando de complacer con nuestros productos. Si quieren que sea ecológico, será ecológico”, agregó. “Incluso podemos introducir este debate en el propio contenido audiovisual para que la audiencia sea consciente. De hecho, algunos escritores ya lo están haciendo. Hay un claro ejemplo con la serie Sex Education de Netflix. Sabemos que no es suficiente, pero tenemos que atacar desde todos los ángulos posibles”, continuó.

La alineación de las calculadoras de huella de carbono, dispositivos concebidos para estimar las emisiones de carbono de las distintas actividades profesionales con el objetivo de compensarlas, también jugó un papel importante en la discusión. La española Paloma Andrés Urrutia, cofundadora de Fiction Changing the World y Mrs. Greenfilm, afirmó: “Va a suceder pronto, y los principales agentes lo cumplirán. Ya existe albert, de BAFTA, o Eureca de Interreg Europe, así como los creados por la PGA de Estados Unidos. Sin embargo, las calculadoras se limitan a indicar la huella, pero no la reducen. Necesitamos tener las herramientas adecuadas para dar ese paso”.

La española Luz Molina, responsable del proyecto European Green Screen (Interreg Europa) en Promálaga, se mostró de acuerdo y añadió: “Es muy difícil seguir el mismo camino si no tenemos herramientas comunes. Las ideas están ahí, pero debemos encontrar una forma de comunicarnos adecuadamente”.

Al preguntarles quién pagará por los cambios sugeridos por esas herramientas, los participantes están de acuerdo. “Los grandes estudios tienen el poder de hacerlo. Si ellos lo hacen, también lo harán todos los agentes pequeños”, agregó Longoria. “Por ejemplo, Disney ha contratado a Pinewood Studios durante 10 años. Recaudarán mucho dinero durante ese tiempo, y si lo adaptan, se adaptará para siempre. Se trata de un cambio que formará parte de los usos futuros de los estudios, de los métodos empleados por las empresas involucradas”, agregó Szemeredy.

Longoria agregó: “Esta es una gran oportunidad para que la industria audiovisual tome la iniciativa, para evitar que todas las industrias tengan largas discusiones para llegar al objetivo del cambio”.

El foro continuó con un panel sobre digitalización y big data, una mina de oro para todos los eslabones de la cadena de valor de la industria, para tratar de comprender cómo puede ayudar a transformar los modelos de negocio, con la participación del danés Niels Alberg, cofundador y CEO de Publikum, el español Emilio Sánchez Zaballos, responsable de las plataformas de vídeo y online de Atresmedia, y el irlandés Oliver Fegan, cofundador y CEO de Usheru.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy