email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2021 Competición

Crítica: El buen patrón

por 

- Javier Bardem y Fernando León de Aranoa nos hacen reír de manera brillante con una comedia negra edificada con solidez y ritmo frenético sobre las miserias del mundo laboral

Crítica: El buen patrón
Javier Bardem y Celso Bugallo en El buen patrón

Aún resuenan las carcajadas que aquel desatino titulado Loving Pablo [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
provocó hace tres años: se trataba de la segunda colaboración entre el director Fernando León de Aranoa y el actor Javier Bardem tras el éxito de Los lunes al sol [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
(2002), película que mostraba la vida cotidiana de un grupo de parados. Como bien se ha dicho, El buen patrón [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
viene a ser la otra cara de la moneda de aquel film con el que este dúo artístico se coronó de laureles. Ahora, el largometraje cuyo título encabeza esta crítica compite por la Concha de Oro del 69º Festival de San Sebastián, con buenas opciones –si el jurado, saltándose una arraigada mala costumbre, no discrimina al género al que pertenece– de lograr premios a la mejor interpretación (el ganador del Óscar por No es país para viejos vuelve a encarnar a un personaje fascinante y repugnante a la vez) y a su guion.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Porque León de Aranoa es, sobre todo, un gran cuentista, como ha demostrado en trabajos previos, algunos masacrados por la crítica por cierta tendencia suya a la solemnidad e incluso a la cursilería, pero ¿cómo olvidar la sinopsis genial de su ópera prima, Familia: sobre aquel desgraciado que contrataba a actores para que interpretaran a su camada ideal? De nuevo aquí surge el concepto de hogar, aunque traspasado al ambiente laboral, genuinamente capitalista, donde el patrón del título ejerce de padre todopoderoso que no duda en cruzar cualquier línea roja… para lograr el beneficio de su empresa.

Por eso el guionista-director, acudiendo a la página primera de cualquier manual del buen argumentista (clásico), entierra a su protagonista bajo una montaña de conflictos: como decimos en España, a Blanco (Bardem), propietario de una fábrica de balanzas, le crecen hasta los enanos, todo ello en vísperas de la llegada a su factoría de una comisión encargada de otorgar un premio a la excelencia, que él ambiciona con colgar en esa pared de su chalet con piscina donde ya lucen otros muchos trofeos.

Además de contar con un reparto perfectamente engrasado (donde destacan desde el ubicuo Manolo Solo hasta la siempre magnífica Sonia Almarcha, actualmente en cartelera con Las consecuencias [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Claudia Pinto Emperador
ficha de la película
]
, pasando por Almudena Amor, la revelación de este certamen donostiarra, ya que es la protagonista de La abuela [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Paco Plaza
ficha de la película
]
, de Paco Plaza, también en sección oficial), El buen patrón funciona como una maquinaria perfecta de comedia, negra y cáustica, salvaje y crítica con el mundo en el que somos explotados. Ahí está su magia, tono y poderío, en criticar los mecanismos poco éticos del neoliberalismo –con sus servidumbres y jerarquías– provocándonos un torrente de carcajadas gracias a unos diálogos sublimes, con chistes que serían la envidia de Groucho Marx (los de las subvenciones al cine y el del biberón son de quitarse el sombrero). Y aunque León de Aranoa llega a empachar un poco con tanto doble sentido y metáfora, ¡cómo se agradece una comedia satírica, de ritmo endiablado, en este momento de nuestras vidas tan dado al catastrofismo, la intensidad y la tristeza!

El buen patrón (película preseleccionada, junto a otras dos, para representar a España en los próximos Oscar) es una producción de Reposado y The Mediapro Studio. La vende al extranjero la francesa mk2 Films, y se estrenará en España el 15 de octubre, de la mano de TriPictures.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy