email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2021 Competición

Crítica: America Latina

por 

- VENECIA 2021: Los hermanos D’Innocenzo se reúnen con Elio Germano para facturar un thriller (y un regalo para los ojos) sobre la sensación de incapacidad para encajar del macho del tercer milenio

Crítica: America Latina
Elio Germano en America Latina

No todos los días bajas al sótano de tu casita y te encuentras a una chica amordazada y atada a un poste, que parece estar allí desde hace tiempo. Pero esto es lo que le ocurre a Massimo Sisti, un amable dentista que lleva una vida tranquila en las afueras de Latina, en la costa de Lazio, con su cariñosa esposa Alessandra y sus hijas Laura e Ilenia. Fabio y Damiano D’Innocenzo vuelven a unir fuerzas con Elio Germano, el protagonista de su película anterior, Queridos vecinos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Fabio y Damiano D'Innocenzo
ficha de la película
]
(ganadora del Oso de Plata al Mejor guion en la Berlinale 2020 y del premio a Mejor película en los premios Nastri d’Argento), para hacer America Latina [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, que compite en el 78º Festival de Venecia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras el shock inicial, Massimo no libera a la chica (Sara Ciocca), no llama a la policía y no se lo cuenta a su esposa (Astrid Casali) y, a partir de este momento, su vida se desmorona. Sospecha de su único amigo (Maurizio Lastrico) y así se lo cuenta al barista local (Filippo Dini, que podría ser imaginario, como el barman de El resplandor), pero sobre todo sospecha de sí mismo. ¿Podría padecer amnesia? Lee atentamente su diario y garabatea signos de interrogación en las páginas en blanco de los días que no recuerda. Baja al sótano de vez en cuando para darle de beber a la joven, que gime pero nunca habla. Va a ver a su padre (Massimo Wertmüller), que vive solo en la pobreza y que lo desprecia, diciéndole que es un quejica. Parece ser la causa de la inseguridad del dentista o de su psicopatía. Massimo empieza a engullir drogas psiquiátricas; todo se vuelve borroso y distorsionado, su paranoia se extiende hasta donde sus hijas adolescentes (Carlotta Gamba y Federica Pala) tocan el piano y le hacen una tarta por su cumpleaños. ¿Conocerán su secreto? En pleno delirio, acusa a las tres mujeres de intentar engañarlo y de querer reemplazarlo por “un padre mejor”.

El talento más perturbador de la cinematografía italiana, los hermanos D’Innocenzo, firman una nueva entrega de su marca italiana de cine gótico suburbano, completa con una casa y una piscina (una constante en sus películas), que ellos mismos han descrito como “una historia de amor y, como todas las historias de amor, es un thriller”. Usan los acontecimientos cotidianos —la pequeña familia sentada frente a la TV escuchando las noticias de otra matanza dentro de un hogar familiar llevado por un padre, porque la TV siempre es fuente de monstruos— para expresar la sensación de inadecuación total que sienten los hombres en el tercer milenio, incapaces de reconocer la evolución social experimentada por las mujeres, tanto dentro como fuera de la familia, o de aceptar una hermandad más amplia.  

Los directores formulan su argumento de la única forma que saben: inscribiéndolo en el tipo de cine que más les gusta. Por consiguiente, los decorados son un elemento esencial, algunos movimientos de cámara, varias tomas con dolly y un puñado de rangos de zoom están tomados de este o de aquel director (la película está grabada en 35 mm, y esta vez se ha trabajado mucho en el sonido), el pastel de cerezas podría representar los champiñones que come Clint Eastwood en El seductor, de Don Siegel (convertida en una versión femenina por Sofia Coppola, de la que los hermanos D’Innocenzo toman prestados los camisones de las tres mujeres), y el ascenso de Elio Germano del horrible sótano recuerda a Nosferatu, de Friedrich Wilhelm Murnau. Abundan las referencias divertidas y las ganas de jugar de los hermanos se pueden percibir incluso antes del inicio de la película, desde el silbido de la melodía de Universal hasta los créditos iniciales que se despliegan al revés, a través de cartel de la película, que es idéntico al de la serie de TV Fargo. Su cinefilia declarada puede parecer forzada para muchos, pero nunca es ostentosa o anodina; es un acuerdo tácito con el espectador y una fiesta para los ojos.

America Latina ha sido producida por The Apartment, Vision Distribution y Le Pacte. Vision Distribution la distribuirá en Italia y en todo el mundo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy