email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PRODUCCIÓN / FINANCIACION España

El fantasma de la sauna concluye su loco, loco rodaje

por 

- Este vaporoso musical, de desenfadado espíritu gay, está dirigido por el debutante en el largometraje Luis Navarrete y entre su plantel de intérpretes destaca Antonia San Juan

El fantasma de la sauna concluye su loco, loco rodaje
El reparto de El fantasma de la sauna

El pasado viernes, 30 de julio, finalizó en Madrid, tras dos semanas de trabajo, la filmación de El fantasma de la sauna, película dirigida por Luis Navarrete, quien firma ahora su ópera prima tras dirigir algunos cortos y foguearse con la segunda unidad en la serie Estoy vivo. Según sus responsables, se trata de una tragicomedia musical de deseo, amor… y muerte, protagonizada por Antonia San Juan (la inolvidable Agrado de Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar), Néstor Goenaga, Martín Spínola, Pablo Liñares, Javier Hernández, Fernando Albizu, Goizalde Núñez y Alfredo Carbajo, con la presentación de las súper estrellas Supremme de Luxe, Pupi Poisson y Tavi Gallart.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Su sinopsis asegura que Javi (Néstor Goenaga, en su primer rol protagonista tras un pequeño papel en la serie La línea invisible [+lee también:
crítica
ficha de la serie
]
, dirigida por Mariano Barroso) llega a la Sauna Popular buscando trabajo para cumplir su sueño de ser cantante. El negocio está en horas bajas y Asun (encarnada por Antonia San Juan), la dueña, decide acogerlo a cambio de ayuda. Pronto el chico se dará cuenta de que todos allí esconden oscuros secretos: el mayor de ellos, un misterioso sujeto que vive en los conductos de ventilación y que acaba enamorándose del joven.

Gran parte del rodaje de esta película se ha desarrollado en la emblemática Sauna Paraíso, lugar de encuentro para parte del colectivo homosexual de la capital española. Los espacios de este establecimiento, así como de otras localizaciones del centro histórico de la ciudad, son “muy singulares y característicos de la arquitectura clásica madrileña y confieren a la película un aire de misterio e intimidad que acompaña a la perfección a la historia”, según su director. Porque esta película “es un homenaje al amor y a los sueños, sin importar a quién ames ni lo que desees”, declara Navarrete.

La música, compuesta por siete temas y una extensa banda sonora, “ayuda al espectador a sumergirse en este mágico mundo, poniendo de manifiesto el inconsciente de los personajes”, según palabras de Ramón Grau, el compositor del film: “en ella se aprecian influencias de los grandes clásicos modernos de Hollywood, como El Fantasma de la Ópera o Moulin Rouge, así como del lenguaje operístico y postromántico, del teatro musical y de otros estilos, como el pop, disco y electro”, concluye.

Y, sin embargo, “a pesar de todas las referencias literarias, musicales y cinematográficas, esta película no se parece a nada que hayamos visto antes: se trata de un musical clásico pero inédito, sensible y delicado, y a la vez, profundamente provocador”, tal y como pone de relieve Martín Spínola, que da vida al personaje de Eric y es coguionista de este largometraje junto a su director.

El fantasma de la sauna es una producción –rabiosamente independiente- de Sophia Network.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy