email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Cannes Première

Crítica: Evolution

por 

- CANNES 2021: Kornél Mundruczó y su guionista Kata Wéber firman una impactante y fenomenal obra, tanto en el fondo como en la forma, sobre la repercusión del Holocausto a través de las generaciones

Crítica: Evolution

“Voy a ver”, le dice un soldado del Ejército Rojo a otro prácticamente al final de la extraordinaria secuencia febril, sofocante y extrema que abre Evolution [+lee también:
tráiler
entrevista: Kornél Mundruczó y Kata Wé…
ficha de la película
]
, el nuevo golpe maestro del húngaro Kornél Mundruczó (que comparte los créditos con la guionista Kata Wéber), presentado en el programa Cannes Première del 74º Festival de Cannes. Y, cuando poco antes del final de la película escuchamos “intentas politizar el problema para eludir tu responsabilidad. ¿No ves nada más o no lo quieres ver?”, sospechamos que entre estos dos momentos se han transmitido mensajes y señales muy importantes. El corazón negro de la película, el Holocausto, es importante, pero la forma en que el cineasta aborda este tema tan difícil y delicado también es algo fuera de lo común, excepcional y brillante a nivel artístico.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Evolution, dividida en tres partes claramente diferenciadas a nivel estilístico, analiza las repercusiones del genocidio judío en tres generaciones de una misma familia. No hay palabras para expresar el pasado en la vida de tres hombres que limpian con un ritmo febril, mucha agua y productos esparcidos en todos los sentidos, con cepillado frenético, una habitación de hormigón vacía que, poco a poco, se revela como unas duchas cuyos intersticios, grietas y conductos de evacuación esconden puñados de pelo hasta que el llanto de un bebé retumba, como surgido de la nada. Este niño tan pequeño, extirpado literalmente de las entrañas de la muerte en una escena de nacimiento aterradora y conmovedora, es Eva, a quien vemos convertida en abuela (Lili Monori) en el capítulo siguiente, que se desarrolla en torno a un tema completamente distinto fundado en la palabra. En efecto, se trata de una discusión interminable pero muy animada entre la anciana y su hija, Léna (Annamária Láng), debido a la cuestión de afirmarse o no como judía a ojos de los alemanes, y el motivo. Un debate acalorado entre dos mujeres que se quieren, pero donde la más anciana, nacida en Auschwitz, ha conservado una mentalidad y un recuerdo (de relatos aterradores) de superviviente, mientras que Léna prefiere estar viva. Unos años después, vemos a Léna convertida en madre de Jónás (Goya Rego), un adolescente enamorado (es recíproco) de su compañera de colegio, Yasmin (Padmé Hamdemir). Nuestros futuros tortolitos tienen otras ideas en la cabeza además de verse obstaculizados por los símbolos y los conflictos del pasado y del presente.

Transmisión de traumas, deseo y posibilidades de liberarse, deber de memoria y necesidad de aligerar un peso muy pesado, silencio e incontinencia verbal, inundación e incendio: Evolution tira de varios hilos de reflexiones complejas y dolorosas para explorar con una intensidad poco común un tema asfixiante. La película, puesta en escena con una virtuosidad y una creatividad inmersiva sorprendentes (Yorick Le Saux en la dirección de fotografía), pone a veces el listón muy alto en aspereza, impetuosidad y radicalidad, pero también consigue abrir una ventana muy personal hacia nuevos horizontes para un tema tremendamente universal.

Evolution ha sido producida por Match Factory Produtions y Proton Cinema. The Match Factory gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy