email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

INSTITUCIONES / LEGISLACIÓN Suecia / Chile / Bélgica / Noruega / Reino Unido

El documental Arica motiva la intervención de Relatores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

por 

- La cinta de Lars Edman y William Johansson documenta la devastación provocada por un gigante de la industria minera sueca en una ciudad del desierto chileno

El documental Arica motiva la intervención de Relatores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas
Arica, de Lars Edman y William Johansson

Más de 30 años después de que el gigante sueco de la minería y la fundición Boliden enviara casi 20.000 toneladas de residuos tóxicos de minería a la ciudad de Arica, situada en el desierto chileno, un grupo de relatores especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas liderado por el Dr. Marcos Orellana alegan que ha habido continuos abusos a los derechos humanos, como ya expuso el documental Arica [+lee también:
crítica
ficha de la película
]
, de Lars Edman y William Johansson. El largometraje fue presentado en el IDFA el año pasado y continuará el ciclo de festivales en España, República Checa, Italia y Bélgica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La exposición a los residuos provocó muchos casos de cáncer, defectos de nacimiento y enfermedades graves. En la actualidad, el gobierno chileno estima que unas 12.000 personas estuvieron expuestas a las toxinas. El grupo de ocho Relatores Especiales ha aconsejado al gobierno sueco que “tome medidas urgentes para repatriar los peligrosos residuos a Suecia y/o garantice la eliminación de residuos peligrosos de una forma sana para el medioambiente”.

La crítica va dirigida a Boliden Mining, empresa a la que el organismo acusa de “conducta intimidante y amenazante” hacia los defensores de los derechos humanos (es decir, al equipo legal que representa a las víctimas de Arica). Ellos alegan que el enfoque adoptado por Boliden tras la decisión del tribunal de apelación sueco de no escuchar el caso de Arica puesto que los actos de Boliden tuvieron lugar hace muchos años para ser juzgados bajo la ley sueca, “fue un intento deliberado de causar un efecto más amplio y escalofriante para silenciar e intimidar a otros abogados y defensores de los derechos humanos”. La acción de las Naciones Unidas ha sido bien recibida por las víctimas y los activistas, incluido el activista local Rodrigo Pino Vargas, que dijo: “Durante más de 30 años, hemos visto a nuestras familias y vecinos sufrir las consecuencias de los residuos suecos. Hemos enterrado a nuestros hijos y nos hemos visto obligados a dejar nuestras casas. No pararemos hasta que se escuche nuestra voz y se reparen los daños. Hasta cuando ganamos el juicio, encontramos promesas incumplidas. Por primera vez, la intervención de las Naciones Unidas nos da la esperanza de que nuestros derechos humanos serán defendidos. Las personas de Arica piden que se lleven a cabo acciones inmediatas para satisfacer nuestra necesidad de salud y para que los residuos tóxicos regresen a su lugar de origen: Suecia”.

El aclamado documental, grabado durante 15 años, arroja luz sobre un vergonzoso caso de colonialismo moderno. Después de perder el caso en 2018 con una sentencia que finalmente favoreció a Boliden, rechazó el veredicto de los jueces chilenos sobre las responsabilidades de la empresa y despenalizó sus fechorías, otra apelación fue desestimada en 2019. Por el momento, el tribunal supremo sueco no ha concedido a las víctimas de Arica el derecho de apelación, y Boliden amenaza con demandar a sus abogados para hacerles pagar los costos legales, una suma que ronda los 5 millones de dólares.

El productor Andreas Rocksén comentó: “Cuando Lars y William empezaron a grabar hace 15 años, su intención era garantizar que las voces de los ciudadanos de Arica, afectados por los residuos que venían de debajo del suelo donde crecieron, fuesen escuchadas. Lo que ha sucedido desde entonces ha superado cualquier expectativa: su historia se ha hecho conocida en todo el mundo y, sin embargo, siguen luchando para que se haga justicia. Continuaremos dándoles voz y aplaudiendo las diferentes iniciativas orientadas a ver respaldados sus derechos humanos”.

Mientras tanto, la presión política en Suecia está aumentando con motivo del evento Stockholm+50, que se celebrará en el país y que conmemora los 50 años transcurridos desde la primera conferencia de las Naciones Unidas sobre el impacto humano.

Arica ha sido producida por el estudio independiente sueco Laika Film & Television, y coproducida por la compañía belga Clin d’Oeil Films, la chilena Aricadoc, la noruega Relation04 Media y la británica Radio Film Ltd. La compañía suiza Lightdox gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy