email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

HOT DOCS 2021

Crítica: Generation Utøya

por 

- La película de Aslaug Holm y Sigve Endresen tiene buenas intenciones pero no aporta nada especialmente nuevo

Crítica: Generation Utøya

Cada país tiene uno: el momento en que le quitaron su supuesta inocencia para siempre, mostrándole algo que nadie quiso ver antes. De hecho, del asesinato de JFK a los atentados de Noruega en 2011, estos traumas nacionales suelen ser examinados una y otra vez en libros y películas, como si retroceder a los hechos pudiera explicar también el porqué. Nunca funciona. Pero eso no impide que algunas personas lo intenten.

La tragedia noruega, en especial el ataque al campamento de verano de Utøya (organizado por la sección joven del Partido Laborista de Noruega), ha sido diseccionada en varias ocasiones: en la famosa Utoya, 22 de julio [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Erik Poppe
ficha de la película
]
, de Erik Poppe, estrenada en la Berlinale, y en 22 Julio [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, de Paul Greengrass, que debería ocupar la primera posición. En cualquier caso, los directores Aslaug Holm y Sigve Endresen regresan, literalmente, a la isla para seguir a cuatro mujeres que sobrevivieron a los atentados, e insisten en grabarlas mirando al horizonte con nostalgia. Su decisión de incluir un resumen de lo que todos ya sabemos es desconcertante, al igual que la decisión de mostrar al autor, que no debería aparecer y cuya sonrisa sigue siendo aterradora. El pequeño resumen de hacia dónde corrió o se escondió cada una aquel día también resulta familiar, sobre todo después de la obvia Reconstructing Utøya [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
. Sí, ya se ha analizado varias veces.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin embargo, una vez presentados todos sus ingredientes, Generation Utøya (proyectada en la sección Systems Down del Hot Docs) empieza a forjar su propio camino, sin centrarse tanto en el doloroso pasado como en el presente y posible futuro de estas mujeres. Aunque suene grandioso, también refleja el futuro de todo un país, todavía sorprendido pero también olvidadizo. Olvidar es un lujo que estas mujeres nunca podrán permitirse; no después de su calvario. Por eso, algunas de ellas han recurrido al activismo y a la política para intentar asegurarse de que otros tampoco olviden (al menos, no bajo su supervisión y si pueden evitarlo).

Como era de esperar, es un intento frustrante, que no las deja seguir adelante. Es una paradoja interesante, que también suelen comentar las víctimas del Holocausto: aunque ellas quieran ser “mucho más que unas supervivientes”, en muchos casos, esta experiencia las ha cambiado para siempre. “Que alguien intentara matarme debido a mis creencias me afectó”, admite una de ellas, mientras otra confiesa que, después del tiroteo, puede ser divertido no tener obligo. Proyectan fuerza, pero también hablan de sus defectos percibidos, del “síndrome de la chica perfecta”, del racismo y del cambio climático. Al igual que los estudiantes que abogaban por el control de las armas después de haber sobrevivido a un tiroteo en un colegio, ellas han visto cosas que no podrán olvidar. Pero también han visto demasiado como para seguir siendo ingenuas, y sus frases suelen empezar por “Soy optimista, pero…”.

Generation Utoya ha sido dirigida por Aslaug Holm y Sigve Endresen, producida por Tore Buvarp para Fenris Film, y coproducida por Motlys. First Hand Films gestiona las ventas internacionales.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy