email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Perspektive Deutsches Kino

Crítica: The Seed

por 

- BERLINALE 2021: La áspera película de Mia Maariel Meyer es un trabajo logrado, y una severa mirada a la cruel explotación laboral de hoy en día

Crítica: The Seed
Hanno Koffler (centro) en The Seed

El segundo largometraje de Mia Maariel Meyer, The Seed [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se proyecta en la sección Perspektive Deutsches Kino de la Berlinale de este año, enseña a los espectadores una dura lección sobre la explotación laboral y el colapso de la sociedad de hoy en día. Meyer, antigua alumna de Goldsmiths, Universidad de London, debutó con su película sin presupuesto Treppe Aufwärts [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, que se estrenó en el Festival Internacional de Hof en 2015, donde obtuvo una mención especial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Su nueva película sigue a una familia de tres miembros, formada por Rainer Matschek (un majestuoso Hanno Koffler, coguionista de la película junto con el director), que trabaja en una empresa de construcción y ha sido nombrado recientemente jefe de obra de un importante proyecto; su esposa Nadine (Anna Blomeier); y su hija de 13 años Doreen (Dora Zygouri). La familia se ha mudado recientemente a una pequeña casa a las afueras de la ciudad debido al aumento de los alquileres y para poder llegar a fin de mes, y el nuevo proyecto de trabajo que le han asignado a él puede ser la gran oportunidad que necesita la Carrera de Rainer. Dos sucesos cruciales comienzan a agitar el frágil equilibrio de la familia. En primer lugar, Doreen se hace amiga de su vecina, Mara (Lilith Julie Johna), una niña de su edad de una familia rica, que la incita a gastar bromas desagradables y la involucra en un robo en una tienda. En segundo lugar, Rainer es degradado inesperadamente por su jefe Klose (Robert Stadlober) y se ve obligado a dejar su puesto a Kleemann (un odiado Andreas Döhler), un supervisor sin escrúpulos dispuesto a explotar su mano de obra día y noche con tal de maximizar los beneficios.

A medida que los dos conflictos van intensificándose, somos testigos impotentes del inevitable colapso de la familia. Rainer y Doreen son empujados al límite y siguen “mordiendo el polvo”, mientras sus dos enemigos encuentran la manera de hacerles la vida imposible. La constante sensación de impotencia no difiere demasiado de la que se experimenta al ver el drama de Ken Loach, Sorry We Missed You [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Ken Loach
ficha del filme
]
; aquí el cabeza de la familia también debe luchar contra sus jefes tiranos, y la espiral de pequeñas y grandes desgracias que golpea a los personajes parece imparable. La tensión que va creciendo se percibe también a través del ritmo narrativo de la película cada vez más rápido, el cual en las últimas frases se vuelve apresurado y angustioso.

La cinematografía, cortesía de Falko Lachmund (Sisters Apart [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
), enlaza maravillosamente con la poética del realismo social de Meyer y no duda en mostrar los rincones más feos y deprimentes de las habitaciones, los interiores desvencijados, el aspecto desaliñado de Rainer, el óxido y la suciedad. El enfrentamiento final es oportuno, cruel y significativo, ya que ofrece una perspectiva más amplia, y aún más desilusionada, sobre el papel de las víctimas y de los agresores, así como sobre el proceso de deshumanización provocado por la explotación laboral y el acoso. En general, la directora nacida en Braunschweig hace un gran trabajo al abordar estos temas tan manidos, optando por confiar en unos protagonistas excelentes y unos diálogos áridos.

The Seed fue producida por Kurhaus Production, con sede en Baden-Baden, y coproducida por SWR y ARTE. Todavía no se ha confirmado el agente de ventas internacional de la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy