email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Italia / Francia

Crítica: L’agnello

por 

- El primer largo de Mario Piredda, mejor película en el festival Annecy Cinéma Italien, es un potente retrato de Cerdeña con una joven y tenaz protagonista que lucha por salvar la vida de su padre

Crítica: L’agnello
Nora Stassi en L’agnello

Cerdeña alberga algunas de las mayores bases militares de la OTAN en el Mediterráneo, donde se experimenta con todo tipo de armas. Desde hace algunos años, cerca de estas zonas, se registra un número muy elevado de tumores entre la población local, vinculados al uso de polvos radiactivos en los entrenamientos militares. Es precisamente en los alrededores de una de estas zonas, rodeada por alambre de espino y demarcada por carteles con la advertencia “Área restringida”, donde el director Mario Piredda (ganador del David di Donatello en 2017 por su cortometraje A casa mia) ha ambientado su primer largometraje, L’agnello, con el que ha triunfado en el reciente Festival de Cine Italiano de Annecy, recibiendo el trofeo a la Mejor Película, el Premio del Público y el Premio del Jurado Joven.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin embargo, L’agnello no es una película de denuncia social, ya que los soldados y sus vehículos blindados permanecen siempre en un segundo plano. Estamos ante una historia de amor entre una hija y su padre, así como un retrato de una tierra antigua y dura, al igual que su gente. Cuando la protagonista de la película, Anita (Nora Stassi), una joven de 17 años, afirma que "nos están matando, de uno en uno", no aporta más explicaciones. En cambio, la película se centra en la enfermedad de su padre Jacopo (Luciano Curreli) y los esfuerzos de la chica para salvarle la vida, después de haber perdido a su madre. Entre las sesiones de quimioterapia, esperan impacientes encontrar a un donante de médula, pero las listas de espera son largas y la ayuda puede llegar demasiado tarde. Ni la joven ni su abuelo, un pastor de la zona (Piero Marcialis), son donantes compatibles, pero su tío ex-drogadicto (Michele Atzori), con quien Jacopo perdió el contacto hace años y que no quiere saber nada sobre su hermano enfermo, podría serlo... Ante esta situación, Anita hará todo lo que esté en su mano para convencer a su tío.

Con su cabello largo y despeinado, de color rojo fuego, sus tatuajes y sus piercings, la indomable e irónica Anita es el verdadero corazón y el alma de esta película (la interpretación de Stassi atraviesa literalmente la pantalla).  A pesar de tratar un tema serio, la cinta no escatima en momentos de alegría, que resultan muy necesarios. La amistad y complicidad entre Anita y su padre, la forma inusual de relacionarse y de soñar juntos, hace que todas y cada una de las escenas que comparten resulten sorprendentes y diversas. Los diálogos son abrasadores y expresan el carácter feroz y honesto de los personajes. Y cuanto más nos introducimos en la peculiar relación padre-hija, con su particular sentido del humor y su tendencia a restar importancia a las situaciones (“si te mueres, me enfadaré y no volveré a hablarte”), más nos sentimos parte de la desesperada lucha de Anita contra el tiempo y las disputas familiares para salvar a su padre, con quien también comparte el amor por la batería.

Y luego está el cordero: un personaje real, de carne y hueso, que además es el primero en aparecer al comienzo de la película, después de su nacimiento. La madre del cordero muere poco después del parto, por lo que, como explica el abuelo de Anita, el pequeño animal también morirá pronto. Anita decide llevárselo a casa y criarlo hasta que se convierta en una oveja. En algunos aspectos, el animal es un doble de la joven ("También me he quedado sin mamá, pero nunca dejé de comer"). Y al igual que ella, él aguanta, crece y vive su vida.

L’agnello es una producción de Articolture (Italia) y Mat Productions (Francia) junto con RAI Cinema. Tras estrenarse en la sección Alice nella Città de la 14ª Fiesta del Cine de Roma, y de recibir el premio Suso Cecchi D'Amico al mejor guion en julio, la película continúa su exitoso recorrido por el circuito de festivales: después de proyectarse recientemente en el FebioFest de Praga y en Annecy, algunas de las próximas paradas de la película incluyen Moscú, Estambul, Cinemagic London, CPH PIX y el Lucas Film Festival. Las ventas internacionales de la cinta corren a cargo de la romana TVCO.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy