email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2020 Industry Selects

Crítica: Un pays qui se tient sage

por 

- David Dufresne firma un potente y comprometido documental sobre la actual filosofía del orden policial que cuestiona la legitimidad del recurso desproporcionado a la violencia

Crítica: Un pays qui se tient sage

2.495 heridos, de los cuales 27 perdieron un ojo y otros 5 una mano. Ese era, al cabo de un año de enfrentamientos semanales con la policía francesa, el duro balance de las manifestaciones del movimiento social de los chalecos amarillos. Un daño impactante alimentado por los abusos policiales y las polémicas por la participación de lanzadores de balas de defensa (LBD) y el uso de granadas (GMD), que circularon por las redes sociales. En esto se basa David Dufresne en su documental Un pays qui se tient sage [+lee también:
tráiler
entrevista: David Dufresne
ficha del filme
]
, apoyado por la Quincena de los Realizadores y presentado en la sección Industry Selects de la 45ª edición del Festival de Toronto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película, claramente comprometida, no se conforma con exponer un interesante catálogo de abusos policiales, sino que prefiere tomarlos como ejemplo para una reflexión apasionante (con varios participantes) sobre la siguiente afirmación del sociólogo alemán Max Weber: “el Estado tiene el monopolio de la utilización legítima de la violencia”.  

La película, que se desarrolla a partir de un dispositivo basado en conversaciones por parejas, que a menudo reaccionan a la proyección de imágenes de uso cuestionable de la violencia por parte de las fuerzas del orden, recoge el punto de vista de varios historiadores, de un profesor de derecho, de un sociólogo, de un escritor, de un etnógrafo, de un general de gendarmería, de abogados, de un ponente de las Naciones Unidas, de tres representantes sindicales de la policía, de un periodista; pero también de las víctimas y de sus familias. Una diversidad que ofrece varios niveles, entre cine de realidad (gracias a los episodios captados por los teléfonos móviles, que constituyen un contra discurso inédito con respecto al control habitual de la información por parte del poder) y un examen meticuloso de la naturaleza de un mantenimiento del orden definido como “un equilibrio justo entre la violencia y la legitimidad del uso de la violencia”, donde la cólera y la crudeza no interfieren en “la necesidad de las circunstancias”.

De la Declaración de los Derechos del hombre y del Ciudadano (artículo 2 “necesita de una fuerza pública; por ello, esta fuerza es instituida en beneficio de todos y no para el provecho particular de aquéllos a quienes se encomienda”) a la evolución de la doctrina del mantenimiento del orden (tomada como rehén por la política, que pasó de un sistema de control sutil de los líderes a una dimensión disciplinaria, incluso feudal), pasando por los valores comunes sobre los que reposa una sociedad (Hanna Arendt, Rousseau) y que son socavados por la brutalidad (económica y social) del mundo actual: la película explora, de forma muy metódica, la pregunta “¿quién tiene la legitimidad para decidir qué es violento?” y disecciona el campo peligroso que surge cuando “lo legal se borra por la sospecha de ilegitimidad”, mientras que “la democracia no es un consenso, sino el disenso”.

Este apasionante acercamiento intelectual, nada maniqueo, cuenta con el apoyo de una poderosa línea emocional (la reacción de dos mujeres golpeadas con una virulencia gratuita; la indignación de las madres de los estudiantes de secundaria de Mantes-la-Jolie, de rodillas y en fila durante horas, con las manos en la cabeza en diciembre de 2018; una mirada retrospectiva a los acontecimientos de dos hombres que perdieron una mano).  

Un pays qui se tient sage, un documental impactante e inteligente, ha sido producido por Le Bureau y Jour2fête (que la estrenará en Francia el 30 de septiembre). The Bureau Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy