email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GALWAY 2020

Crítica: The 8th

por 

- El documental dirigido por Maeve O’Boyle, Lucy Kennedy y Aideen Kane, que ha inaugurado el Galway Film Fleadh, se centra en la reciente campaña por la derogación de la octava enmienda en Irlanda

Crítica: The 8th

Ayer, la 32ª edición del Galway Film Fleadh se inauguró con el estreno mundial del documental The 8th [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Maeve O’Boyle, Lucy Kennedy y Aideen Kane

La película empieza con un texto en la pantalla que dice: “En 1983, el pueblo de Irlanda votó por añadir la Octava Enmienda a la Constitución, que daba al nonato el mismo derecho a la vida que su madre. Desde entonces, los activistas por el derecho al aborto han luchado para derogarla”. En concreto, el documental se centra en la reciente campaña “Repeal the 8th”, que dio lugar a un exitoso referéndum para legalizar el aborto el 25 de mayo de 2018. Así, la Isla Esmeralda se convirtió en uno de los últimos países europeos en dar este importante paso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El trío hace un trabajo bastante bueno al tratar un tema controvertido mostrando un intercambio rápido entre las dos caras de la sociedad irlandesa. Una joven protesta en Dublín mientras proclama que “su cuerpo es suyo”; y una anciana religiosa le dice que no es suyo, pero “ha sido creado por Dios”. Es una discusión que quizás parece pertenecer a otra década (muy lejana), pero que aquí tiene lugar en el presente y en uno de los países más ricos y avanzados del mundo.

La pasión y el carisma de Ailbhe Smyth, académica, feminista y activista por los derechos humanos, guía a los espectadores durante casi toda la película. A través de sus pensamientos y palabras, nos enteramos de la evolución de la campaña y de las tragedias causadas por la ausencia de una legislación clara —o segura—. En este sentido, el documental destaca el conocido caso X en 1992 y la muerte de Savita Halappanavar, a quien se le denegó un aborto tras haber sufrido un aborto espontáneo incompleto en 2012. La lucha genuina de Smyth por los derechos de las mujeres es sencilla de ver en pantalla y actúa como un vínculo poderoso, capaz de conectar las voces más diversas del feminismo durante una batalla por la libertad que va más allá de las afiliaciones políticas y constructos sociales. 

Además de la presencia de Smyth, el documental incluye varias voces que apoyan la campaña Repeal the 8th, pero trata de forma superficial las motivaciones y luchas de los activistas provida (por ejemplo, vemos contribuciones del arzobispo y primado de Irlanda, Eamon Martin, y de Maria Steen, del IONA Instituto de Religión y Sociedad, un grupo de apoyo católico conservador). Una exploración más profunda del “otro lado de la barricada” podría haber realzado el potencial de la película. Finalmente, The 8th culmina en una especie de momento de catarsis nacional, que tiene lugar después de la publicación de los resultados del referéndum. En términos estéticos, la película está muy bien grabada y editada, pero adopta un acercamiento bastante tradicional, que a veces parece un “noticiario cinematográfico”; la historia de la campaña es documentada a través de varias cabezas parlantes, planos de las manifestaciones, extractos de radio, debates televisados, debates parlamentarios y material de archivo. Además, la banda sonora está muy bien conectada y acompaña la evolución de la campaña, sin poner un énfasis excesivo en la narración. En definitiva, sus puntos fuertes son su temática oportuna (y valor histórico futuro) y la gran variedad de testimonios sobre la campaña Repeal the 8th.

The 8th ha sido producida por Black Tabby Films (Estados Unidos) en asociación con Fork Films (Estados Unidos) y Cowtown Pictures (Irlanda). También ha recibido el apoyo de Screen Ireland, la agencia audiovisual del país. Break Out Pictures ha anunciado que estrenará el documental en los cines irlandeses este otoño.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy