email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Suiza

Crítica: Sous la peau

por 

- La película del director suizo Robin Harsch abre la puerta a un nuevo mundo, el de tres jóvenes en plena transición, que merecen ser escuchados

Crítica: Sous la peau

Un año después de su primer largometraje, Biceps, Robin Harsch se ha puesto detrás de la cámara para grabar a tres jóvenes transgénero que se encuentran en plena transición. El resultado es Sous la peau [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una película potente y necesaria que presta voz (y forma física) a esas personas que suelen ser relegadas a las sombras. La película, seleccionada en el FIFDH de Ginebra, el FIPADOC de Biarritz y el DOK Leipzig Film Festival, se estrenó ayer en los cines suizos a través de Aardvark Film Emporium.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Robin Harsch, conocido por sus interpretaciones y en especial por su participación en Otro hombre [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lionel Baier
ficha del filme
]
, de Lionel Baier, ha vuelto a ponerse detrás de la cámara para grabar un mundo del que confiesa no saber nada: el de las personas transgénero. A pesar de la reticencia inicial, Harsch se gana la confianza de la asociación ginebrina Le Refuge que recibe a personas transgénero, sigue su progreso y las escucha y aconseja a ellas y a sus familias con amabilidad y empatía. Durante dos años, el joven director suizo sigue a tres jóvenes —Soän, Effie Alexandra y Logan— en su camino hacia la transición y la conquista de una identidad que ya es suya, obstaculizada por haber nacido en un cuerpo extraño para ellos. Con valentía y sensibilidad, Sous la peau aborda temas de género mientras permite a los afectados por esa cuestión expresar su verdad, expresar la fortaleza y valentía que implica ser ellos mismos, al enfrentarse a la opresión de una sociedad heteronormativa que piensa exclusivamente en términos estériles y binarios. En Sous la peau, Robin Harsch adopta una perspectiva cercana y profundamente íntima para abordar la cuestión de la transidentidad, que es muy poco tratada al salirse de la categoría binaria. Con un lenguaje respetuoso y poético, la película narra el viaje de tres seres hacia lo desconocido para encontrarse a sí mismos, una transición necesaria para reclamar una identidad que siempre ha sido suya.

“La película está pensada para que todos puedan ponerse en el lugar de las personas que conocieron a Logan, Söan, Effie Alexandra. Dejé toda mi educación y mi cultura binarias a un lado, y fue fácil gracias a la autenticidad de estos jóvenes y sus padres”, afirma Robin Harsh con franqueza y sinceridad, como si intentara destacar el papel crucial de la película en derribar y deconstruir su propio universo y los prejuicios (a veces inconscientes) que existen en la vida cotidiana, basados en las ideas ilusorias y grotescas socialmente construidas de “masculinidad” y “feminidad”.

Gracias a Sous la peau, nos damos cuenta de la belleza de la multiplicidad, del poder y el esplendor de la diferencia cuando se considera una cualidad y no un defecto. La valentía y la determinación que muestran Logan, Söan y Effie Alexandra nos anima a confiar y a creer en una sociedad donde se puedan expresar hasta los matices más pequeños de la humanidad y disfrutar sin prejuicios estériles y peligrosos. En su última película, Harsch rompe con el mito peligroso y reduccionista de la transexualidad, vista como el mero acto mecánico de un cambio de sexo. El viaje que emprenden los tres protagonistas de Sous la peau es mucho más profundo y complejo, ya que en última instancia los reúne con una identidad que siempre ha sido suya y los ve afirmarse en la sociedad por quienes realmente son, a pesar de los prejuicios y de las miradas crueles que expresan el miedo transformado en violencia. Sous la peau es una película necesaria, potente pero íntima, que nos hace tener esperanza en un mundo mejor iluminado por los colores del arco iris; un mundo de infinitas posibilidades donde podamos expresar nuestras identidades individuales con orgullo. Como dice RuPaul, “nacemos desnudos, el resto es drag”. 

Sous la peau ha sido producida por Alva Film Production y RTS Radio Télévision Suisse. Alva Film Production también gestiona la ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy