email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SERIES / CRÍTICAS España / Estados Unidos

Crítica serie: Valeria

por 

- La nueva serie de ocho episodios producida por Netflix y Plano a Plano, dirigida por Inma Torrente y Nely Reguera, es una comedia dramática alegre y entretenida, aunque no especialmente original

Crítica serie: Valeria
Eva Martín (izquierda) y Diana Gómez en Valeria

Valeria (Diana Gómez) es una aspirante a escritora de 28 años que está trabajando en su primera novela, pero que sufre los típicos bloqueos del escritor y síndrome del impostor. La joven necesita entregar el primer borrador de su libro lo antes posible, y esto le genera mucho estrés. Valeria vive con su marido, Adrián (Ibrahim Al Shami), un fotógrafo cuyo trabajo más reciente consiste en filmar las sesiones de yoga en directo de una joven influencer. Por todo esto, la pareja parece tener dificultades tanto a nivel financiero como emocional. Esta es la premisa de Valeria, la nueva serie de ocho episodios dirigida por Inma Torrente (episodios 1, 2, 3, 7 y 8) y Nely Reguera (episodios 4, 5 y 6). El proyecto fue desarrollado por María López Castaño (guionista de La otra mirada y Diablo Guardián).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La serie gira en torno a dos conflictos principales: el primero está relacionado con los sueños rotos y la frustración que sienten Valeria y Adrián en sus respectivos campos profesionales; el segundo, más banal, se centra en la problemática historia de amor de los protagonistas, junto con las desgracias sentimentales de sus amigos. Valeria comparte sus preocupaciones con sus tres mejores amigas, Carmen (Paula Malia), Lola (Silma López) y Nerea (Teresa Riott), quienes, al igual que ella, están inmersas en un torbellino de emociones marcadas por el amor, las infidelidades, el placer sexual, los secretos y la preocupación por su futuro.

Valeria es una mujer torpe pero apasionada que, como muchos otros millennials españoles, se ve obligada a aceptar un trabajo extraño para pagar el alquiler: guardia de seguridad en un museo, donde se encarga de "vigilar" una escultura gigante y cuadrada. Valeria se revela como una especie de Amélie 2.0, que emplea constantemente las aplicaciones de mensajería instantánea y disfruta leyendo los lemas y citas motivacionales impresas en sus bolsitas de té, pero en general es mucho menos modesta que su homóloga francesa. Este parecido con el personaje de Amélie también se ve reforzado por una dirección de fotografía colorida y brillante (a cargo de Johnny Yebra), así como por el uso extensivo de interludios musicales. Muchos de estos resultan realmente efectivos (como el "Good Thing" de Serafyn sonando durante una escena ambientada en el parque, después de que Valeria tenga una reunión decepcionante con un editor, o "Fuego" de Bomba Estéreo como tema principal para las escenas de pasión de Carmen), mientras que otros son excesivos y aportan poco al desarrollo interno de la serie. Como nota positiva, los personajes de Carmen, Lola y Nerea, aunque bastante estereotipados y un poco exagerados, son generalmente agradables y cómicos.

Con todo, Valeria no deslumbra por su originalidad, aunque se trata de una propuesta alegre y entretenida que combina adecuadamente la comedia, el romance y el drama, además de contar con buenas interpretaciones y diálogos divertidos. No obstante, la serie se resiente un poco a causa de algunos momentos cercanos a la telenovela (así como algunos personajes como Víctor, el joven arquitecto interpretado por Maxi Iglesias) que pueden atraer a un público más joven y a los aficionados del género, pero que corren el riesgo de desanimar a los espectadores más espontáneos y a aquellos que pueden estar menos familiarizados con las producciones españolas.

Valeria es una producción de Netflix y la madrileña Plano a Plano. La serie tiene previsto su estreno en la plataforma el día 8 de mayo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy