email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2020

Crítica: Kombinat

por 

- El tercer largometraje de Gabriel Tejedor nos lleva de la mano a las entrañas de una Rusia que sigue saldando cuentas con su propio pasado y que sueña con un futuro mejor

Crítica: Kombinat

Tres años después de su magnífica Mayskaya Street [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el director suizo Gabriel Tejedor vuelve al Festival Visions du Réel, a la competición internacional, para presentar su nuevo trabajo, Kombinat [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una película potente y a la vez delicada sobre una Rusia que todavía lucha contra los fantasmas del pasado; un pasado (y también un presente) que ha sido reprimido por un gobierno autoritario que no deja espacio para la reflexión personal. En su tercer largometraje, Tejedor vuelve a indagar entre los resquicios de Rusia, y parece estar familiarizado con muchos de sus secretos. Estamos en una tierra compleja y polifacética donde la nueva generación está luchando con todas sus fuerzas para conservar una cultura que parece estar desapareciendo, a medida que cede terreno a un nivel de productividad que ya no puede considerarse humano.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Magnitogorsk, una ciudad industrial del centro de Rusia, vive al ritmo frenético de las chimeneas que sobresalen de la inmensa planta de Kombinat, que durante décadas fue considerada la planta siderúrgica más grande de la Unión Soviética y una de las más grandes del mundo. Lena, una joven madre e hija de obreros metalúrgicos, enseña salsa en una escuela que recibe a varios empleados de la fábrica y que se ha convertido, con el paso del tiempo, en uno de los centros de ocio más populares entre los trabajadores de la región. Sasha es uno de ellos: esclava de Kombinat durante el día y bailarina por la noche. Mientras tanto, su hermano Guenia y su esposa se plantean irse de la ciudad para escapar de la contaminación, un problema que deben enfrentar todos los días y que está causando serios problemas de salud a su hija.

A su manera, cada uno de los protagonistas de la nueva película de Tejedor se pregunta cuál será su futuro y qué lo ata a una ciudad que se está convirtiendo en una peligrosa prisión. ¿Todavía se puede soñar con el futuro en un mundo donde la productividad se antepone a la humanidad? ¿Con qué derecho destruimos una comunidad entera, su cultura y su historia en nombre de un nivel de consumismo que en la actualidad supera lo grotesco?

Desde el pasado hasta el presente y de una estación a otra, el joven director suizo demuestra valentía y poética en su representación de una nueva generación de trabajadores que desea liberarse del sofocante vicio de Kombinat, pero que todavía no ha encontrado el valor para hacerlo, a pesar del peligro (de contaminación) que los persigue como un lobo hambriento. Viven su vida al ritmo de la fábrica, que dicta el estatus social, económico y político en una histeria capitalista que parece imparable.  

Tejedor se muestra cercano y personal con estos jóvenes que llevan mucho tiempo soñando con una Rusia diferente, más humana y libre. Los planos de Kombinat son estéticamente impactantes, grabados como si la fábrica fuese un monstruo con tentáculos y coraza metálica, y contrastan con la poesía íntima de las escenas que muestran a Lena, Sasha y Guenia con sus respectivas familias.

La música y las canciones, que parecen venir de una tierra imaginaria, se funden con momentos oníricos que muestran el interior de la fábrica, a los trabajadores llegando en autobús por la noche y la piscina junto a la planta de Kombinat donde los bañistas se sumergen, a pesar del riesgo de contaminación. Kombinat es una película íntima y universal que nos muestra la belleza que se esconde detrás de la hoja de metal y la humanidad que habita detrás de la grotesca máscara de productividad y explotación.

Kombinat ha sido producida por la compañía con sede en Ginebra IDIP Films, en colaboración con RTS (Radio Télévison Suisse). El grupo checo Filmotor gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy