email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2020

Crítica: Amor Fati

por 

- El tercer largometraje de la cineasta portuguesa Cláudia Varejão nos transporta a un universo paralelo donde la realidad se convierte en sueño

Crítica: Amor Fati

Cláudia Varejão vuelve por segunda vez al festival Visions du Réel para presentar Amor Fati [+lee también:
tráiler
entrevista: Cláudia Varejão
ficha del filme
]
en la Competición Internacional. La película, una coproducción entre Portugal, Suiza y Francia, tiene reminiscencias del primer largometraje de Varejão, Ama-San [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(presentado en Visions du Réel en 2016 y ganador de numerosos premios, incluyendo la Mención Especial del jurado en Karlovy Vary), en el sentido de que también describe un mundo paralelo, tan misterioso como inquietante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Amor Fati es una de esas películas que logra hipnotizar al espectador con la belleza de sus imágenes y la precisión de su montaje, dotando a la película de un significado oculto. Como un conjunto de haikus visuales reunidos en un solo volumen, las diversas secuencias que componen la cinta ponen a prueba nuestra capacidad para seguir una historia que, a primera vista, parece incomprensible a pesar de su atractivo. Varejão nos presenta a una serie de personajes que comparten una sensibilidad única, una percepción que nace de su encuentro con su "otra mitad", una persona que los completa y les ayuda a sentirse anclados al mundo.

Obviamente, la película va más allá de los clichés del amor romántico y heterosexual, ya que no se limita a explorar la unión de una pareja "clásica". Al contrario, presenta una serie de posibilidades mucho más amplias: una pareja de niños que desafían las convenciones de género, una madre y sus hijas, dos mujeres ancianas en un pueblo, un niño ciego y su madre, un músico y su alumno (que también proviene de una familia musical), un músico y su instrumento; sin mencionar a un artista drag y su mascota, un cetrero y su ave de presa, una especie de ermitaño y su caballo, y una inolvidable pareja de gemelos (una relación fraternal que, desafortunadamente, aparece representada de forma caricaturesca, al igual que muchas otras en la película, a pesar de que hay elementos mucho más interesantes para explorar sobre este tema).

Lo que une a todas estas personas es una fuerza de atracción tan fuerte que logra modificar su propia apariencia (como la pareja de niños que llevan vestidos de novia antiguos o el ermitaño que alardea de una melena blanca similar a la de su caballo). Sin emplear ningún tipo de voz en off, y con apenas unos cuantos extractos de conversaciones, Amor Fati se centra en las expresiones y los gestos que nacen de compartir el mismo universo (en lo que se refiere a valores, creencias y costumbres) para reconstruir historias que, a pesar de todo, son muy parecidas.

Amor Fati se disfruta mejor si no tratamos de entender todos los detalles. Más allá de las biografías e historias personales de las parejas que componen la película, lo que realmente importa es observar el resultado de un encuentro único: el de dos seres que se completan, cuya presencia mutua es suficiente para sentirse realizados. Amor Fati ofrece una alternativa a un mundo obsesionado con las apariencias, incluso dentro de las relaciones románticas (las publicaciones obligatorias en redes sociales, la búsqueda de la pareja perfecta en Tinder...), y lo hace a través de un realismo mágico que sumerge al espectador en un limbo entre el sueño y la realidad. Se trata de un paréntesis que nos ayuda a comprender que no todo se puede calcular y que, a veces, la verdadera felicidad llega cuando dejas de buscarla.

Amor Fati es una producción de la portuguesa Terratreme Filmes, la suiza Mira Film, la francesa La Belle Affaire Productions y la RTP – Radio e televisão de Portugal. Vinca Films se encarga de distribuir la película en Suiza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy