email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Lituania

Crítica: The Lawyer

por 

- El nuevo largometraje de Romas Zabarauskas es el primer título báltico en explorar el amor entre hombres homosexuales

Crítica: The Lawyer
Doğaç Yıldız en The Lawyer

El tercer largometraje del director lituano y activista LGBTI+ Romas Zabarauskas, The Lawyer [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, tenía previsto estrenarse en el BFI Flare de Londres, después de pasar por el European Film Market de Berlín en febrero. Sin embargo, su estreno oficial ha tenido que posponerse debido a la pandemia de coronavirus, que ha obligado al evento a desarrollarse de forma online. Afortunadamente, tuvimos la oportunidad de ver el nuevo trabajo de Zabarauskas en primicia. Sus películas anteriores (We Will Riot, You Can’t Escape Lithuania, así como su primer cortometraje, Porno Melodrama) abordaban los temas del amor queer y fueron proyectadas en distintos festivales europeos, recibiendo críticas entusiastas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La historia de The Lawyer, escrita por el propio director, gira en torno a Marius (interpretado por Eimutis Kvosciauskas), un abogado que vive en Vilna y se pasa el día divirtiéndose con sus amigos y buscando amantes jóvenes. La muerte repentina de su padre afecta profundamente al protagonista, que empieza una relación inesperada con un webcamer, Ali (el actor turco Doğaç Yıldız), un sirio atrapado en el campo de refugiados de Krnjaca, en Belgrado. La película comienza con un día normal en la vida de Marius, un profesional acomodado que disfruta de un estilo de vida elegante y buena compañía. Después de organizar una cena para algunos de sus amigos, enciende su portátil y comienza a chatear con Ali, un encuentro que marcará el comienzo de su doloroso romance.

Las interpretaciones de los protagonistas son sólidas, creíbles y delicadas. Esta es quizás la mejor cualidad de la película, junto con un guion atractivo y una dirección  excelente que logra moldear una atmósfera única, llena de melancolía y fragilidad. La puesta en escena es muy cuidada, casi minimalista, logrando estilizar el tema principal de la película: la problemática historia de amor entre Ali y Marius. A lo largo de la cinta, el mundo que rodea a los dos amantes actúa al mismo tiempo como obstáculo y telón de fondo. Poco a poco, se convierte en una metáfora de su aislamiento y marginación, en un momento y un lugar concretos (la actual Serbia) donde "ser diferente" sigue siendo un problema.

El director presenta a menudo momentos íntimos con poco diálogo y silencios elocuentes, una opción muy adecuada que enriquece la narración y evita que la película caiga en lugares comunes. Además, la elegante banda sonora (cortesía de la compositora Ieva Marija Baranauskaite) y la dirección de fotografía (a cargo de Narvydas Naujalis) contribuyen a reforzar la dimensión íntima y poética de la relación.

En general, la película logra contar una historia original e interesante sobre la diversidad, gracias a una dirección excelente que evita cualquier tipo de adorno retórico. La obra de Zabarauskas es sin duda un indicio prometedor para el futuro del cine lituano.

The Lawyer es una producción del propio director para la lituana Naratyvas. La francesa Wide Management se ocupa actualmente de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy