email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CPH:DOX 2020

Crítica: We Hold the Line

por 

- El documental con toques de thriller del director alemán Marc Wiese sigue a un periodista independiente que sufre el ataque de la dictadura del filipino Rodrigo Duterte

Crítica: We Hold the Line

"Va a ser sangriento. Va a ser una dictadura," aseguraba Rodrigo Duterte en la víspera de las elecciones presidenciales de 2015 en Filipinas, durante una entrevista con la periodista Maria Ressa, la protagonista de We Hold the Line [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el último documental del realizador alemán Marc Wiese, por el que ha ganado el F:act Award en CPH:DOX.

Cuatro años más tarde, se estima que entre 25.000 y 30.000 personas han muerto en la guerra contra las drogas promovida por Duterte. Por su parte, Ressa fue arrestada en el aeropuerto cuando regresaba de Nueva York, después de participar en la conferencia Time 100, donde fue nombrada persona del año en 2018 por la revista. Su medio de comunicación independiente, Rappler, ha sufrido el acoso y la persecución por parte del régimen debido a su postura crítica con el gobierno.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Es evidente que el discurso populista y dictatorial de Duterte, empleado por muchos líderes de derechas en todo el mundo para obtener votos, no era simplemente una fachada. Su infame política "antidrogas" dista mucho de la guerra emprendida por Reagan contra las drogas en la década de 1980, ya que el líder filipino no solo apunta a los traficantes y vendedores, sino que asesina directamente a los consumidores, tal y como pudimos ver en la reciente Aswang [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, presentada en IDFA. Por otro lado, la conexión inevitable entre el estado y el mundo del crimen organizado es algo que sí comparten Estados Unidos y el gobierno de Duterte. Un senador entrevistado en la película de Wiese, cuya oficina está equipada con cristales a prueba de balas, sugiere que el hijo de Duterte podría ser una figura clave en el negocio del narcotráfico, que se trasladó de la ciudad portuaria de Davao, donde Duterte fue alcalde durante años, hasta Manila.

El documental con toques de thriller de Wiese cubre un tema amplio a través de apenas media docena de entrevistas. Además del senador, Ressa y otro periodista de Rappler, escuchamos a tres asesinos enmascarados revelar detalles muy específicos sobre sus métodos y el sistema del que forman parte. Estos hombres pertenecen a uno de los escuadrones de la muerte que, a pesar de no estar oficialmente conectados con la policía, son controlados y financiados por el gobierno.

Debido a la gran variedad de protagonistas, la película ofrece una sensación un tanto fragmentada, pero Ressa actúa como nexo de unión entre varios segmentos. Se trata de una periodista experimentada, intransigente y totalmente dedicada, que habla con calma y claridad a pesar de la guerra psicológica a la que se enfrentan ella y sus compañeros de Rappler.

We Hold the Line mantiene una atmósfera de suspense a través de una combinación de entrevistas y escenas dramáticas en las calles de Manila, tanto las filmadas directamente para el documental como las imágenes de cámaras de seguridad y teléfonos móviles de testigos que asisten a varios eventos sangrientos. La tensa banda sonora de Hannes Bieber, que también incluye la espeluznante improvisación electrónica "Glass", de Alva Noto y Ryuichi Sakamoto, juega un papel crucial a la hora de reforzar la gravedad de la situación. Además, tanto la escala del documental como la percepción del espectador sobre la importancia del tema se ven reforzadas no solo por el trabajo periodístico de Ressa, sino también por sus declaraciones frente al Comité Internacional de Big Data, Privacidad y Democracia del Parlamento canadiense.

We Hold the Line es una producción de la berlinesa Dreamer Joint Venture Filmproduktion. Magnetfilm se encarga de los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy