email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Polonia

Crítica: Nobody Sleeps in the Woods Tonight

por 

- El largometraje de Bartosz M. Kowalski, el "primer slasher polaco", es una entretenida película de terror que se regodea en la nostalgia por el cine de los 80

Crítica: Nobody Sleeps in the Woods Tonight
i-d: Wiktoria Gąsiewska, Stanisław Cywka, Julia Wieniawa, Michał Lupa y Sebastian Dyla en Nobody Sleeps in the Woods Tonight

La cuarentena nacional ha resultado ser una bendición para Nobody Sleeps in the Woods Tonight [+lee también:
entrevista: Bartosz M. Kowalski
ficha del filme
]
, el segundo largometraje de Bartosz M. Kowalski (después de la escalofriante Playground [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bartosz M. Kowalski
ficha del filme
]
). El estreno de la película en cines estaba previsto para el viernes 13 de marzo, después de haber recibido críticas entusiastas, pero finalmente se ha estrenado en Netflix (solo en Polonia) una semana más tarde. Después de siete días en la plataforma, se encuentra entre las tres películas más vistas del país. Con los cines habitualmente saturados, es probable que la película no hubiese tenido tanto éxito, pero junto a series como Stranger Things, que también explotan la nostalgia cinematográfica de los 80, el slasher de Kowalski demuestra que en Polonia también hay sitio para las películas de terror.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Nobody Sleeps in the Woods Tonight no es simplemente una cinta de género, sino la obra de un cinéfilo que creció viendo Los Goonies, Posesión infernal, Terminator, He-Man y los Amos del Universo y muchas otras historias coloridas pero aterradoras para niños que crecieron a finales de la década de los 80 y principios de los 90. De hecho, la historia de Kowalski (que escribió el guion con sus productores Jan Kwieciński y Mirella Zaradkiewicz) comienza hace 30 años, cuando un cartero llama a la puerta de una casa en el bosque y se encuentra con una fuerza maligna. Tres décadas más tarde, un grupo de adolescentes castigados a participar en un campamento aislado (donde están prohibidos los dispositivos electrónicos) deberán enfrentarse a criaturas malévolas, disfrazadas de monstruos deformados y sedientos de sangre.

Los jóvenes forman el típico grupo de una película de terror: el deportista (Sebastian Dyla), el homosexual que aún no ha salido del armario (Stanisław Cywka), la rubia sexy (Wiktoria Gąsiewska), el friki (Michał Lupa) y la protagonista femenina (Julia Wieniawa), una niña con un pasado traumático a la que empiezan a llamar "Sarah O’Connor", por la famosa heroína interpretada por Linda Hamilton en Terminator. Como era de esperar, los adolescentes empiezan a morir uno a uno de forma violenta, por lo que Kowalski añade algunos personajes secundarios para mantener la emoción de la historia. Entre ellos, un sórdido sacerdote (Piotr Cywrus), un policía aburrido (Olaf Lubaszenko) y una alegre monitora (Gabriela Muskała).

A pesar de que el tono de la obra está impregnado de nostalgia, la película presenta una buena cantidad de sustos y una atmósfera realmente espeluznante. En ese sentido, cabe destacar el trabajo del director, los productores, el reparto (especialmente Wieniawa y Lupa) y el compositor Jimek, cuya banda sonora, basada en melodías de inspiración ochentera y el empleo del theremín (el sonido característico de las cintas de ciencia ficción de los 50), logra mantener una sensación de incomodidad y reforzar el suspense. El trabajo de maquillaje y efectos especiales también es digno de admiración, ya que no hay nada peor que una criatura malvada que provoca risa en lugar de miedo.

Un crítico excesivamente meticuloso podría cuestionar la lógica detrás de las acciones malvadas de los monstruos (¿matan por comida o por placer?), así como los guiños esporádicos a la situación actual de Polonia (hermanos enfermos, sacerdotes malvados y neonazis jugando en el bosque), pero lo cierto es que Nobody Sleeps in the Woods Tonight es sin duda la película polaca más entretenida en años.

Nobody Sleeps in the Woods Tonight es una producción de Jan Kwieciński para la polaca Akson Studio, con Mirella Zaradkiewicz a cargo de la producción creativa. Zenon Maślona ha coproducido la cinta para Plan Zet, mientras que Next Film se encarga de la distribución doméstica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy