email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ONE WORLD PRAGUE 2020

Crítica: Caught in the Net

por 

- El nuevo documental de los directores checos Vít Klusák y Barbora Chalupová explora el oscuro mundo de los abusos sexuales infantiles en línea y hace de un experimento una intervención social

Crítica: Caught in the Net
i-d: las actrices Sabina Dlouhá, Tereza Těžká y Anežka Pithartová, y el codirector Vít Klusák

Los cineastas checos Vít Klusák (The White World According to Daliborek [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Vít Klusák
ficha del filme
]
) y Barbora Chalupová (Theory of Equality) se han unido para dirigir Caught in the Net [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, un experimento social que se convierte en una intervención social. La cinta ha tenido su estreno mundial en la Competición checa del Festival Internacional de Cine Documental sobre Derechos Humanos One World, que se celebraba en Praga hasta que la pandemia de coronavirus obligó a cancelarlo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los cineastas se lanzaron a investigar el conocido pero poco explorado mundo de los abusos sexuales a menores en línea. El equipo de producción construyó un set de rodaje compuesto por tres habitaciones para niñas adolescentes, repletas de peluches, pósters y sábanas de color rosa. Los directores contrataron a tres actrices mayores de edad, pero que aparentan ser mucho más jóvenes, y crearon perfiles falsos de niñas de 12 años en Facebook y otras redes sociales. Las solicitudes de amistad de hombres adultos no tardaron en llegar. Al poco tiempo, las tres actrices empezaron a chatear y mantener videollamadas con hombres de entre 25 y 50 años, cuyos rostros aparecen difuminados en el documental. Se trata de un experimento serio, con unas reglas de conducta estrictas. El equipo estaba siempre acompañado por una psicóloga, una sexóloga, un abogado, la encargada de un teléfono de ayuda y la responsable de un centro infantil.

Para cualquiera que conozca este tipo de comportamientos en Internet, el nivel de depravación no resultará especialmente sorprendente. En la mayoría de los casos, las declaraciones sexuales llegan justo después del saludo y, a menudo, la primera imagen que vemos en la videollamada es un pene pixelado. Sin embargo, la gran cantidad de hombres que intentaban ponerse en contacto con las tres chicas, más de 2.500 en tan solo diez días, resulta asombroso.

La premisa de la película puede parecer atractiva, en la línea de los documentales true crime que podemos ver en Netflix, pero pronto se convierte en una experiencia muy incómoda. Después de la primera fase, el equipo de la película crea fotomontajes de las chicas, empleando modelos que posan desnudas, para mantener el contacto con aquellos hombres que les piden este tipo de imágenes. Poco después, cuando una de las actrices se niega a quitarse la ropa delante de la webcam, uno de los hombres amenaza con difundir sus fotos.

Gracias al esfuerzo conjunto de la productora checa Hypermarket Film y la eslovaca Peter Kerekes Film, con la participación de la televisora nacional checa, Czech Television, Caught in the Net es una gran producción que consigue intervenir en el mundo real, en lugar de limitarse a explorar y documentar el problema. Las actrices acceden a reunirse en persona con algunos hombres en una pastelería de Praga, donde el equipo coloca cámaras y micrófonos ocultos, además de guardaespaldas encubiertos. Los créditos finales nos informan de que la policía checa tiene todos los materiales y han abierto investigaciones oficiales.

Casi al comienzo de la película, un miembro del equipo reconoce a uno de los hombres implicados, revelando que este trabaja a diario con niños. Pronto se aborda la cuestión de si todos estos hombres son realmente tan depravados, mientras que una sexóloga descarta la pedofilia como una mala interpretación de estas conductas. La forma aterradora en que se difuminan sus rostros, dejando tan solo la boca y los ojos visibles, podría sugerir que los cineastas los consideran monstruos. Sin embargo, lo que emerge de la película es la comprensión de que la semilla de tales instintos existe en la mayoría de los hombres, y que es precisamente el carácter comercial de las redes sociales y los sitios de citas online lo que permite y motiva estos comportamientos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy