email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

MONS 2020

Crítica: A Girl From Mogadishu

por 

- La cinta de la irlandesa Mary McGuckian cuenta la historia de Ifrah Ahmed, que huyó de su Somalia natal en guerra en 2006 e hizo de la lucha contra la mutilación genital su combate personal

Crítica: A Girl From Mogadishu
Aja Naomi King en A Girl From Mogadishu

Ifrah es una joven de 15 años que vive en Mogadiscio, la capital de Somalia, en plena guerra civil en 2006. Cuando la situación empeora y debido al clima violento que ha presenciado desde la infancia, su familia decide enviarla a Estados Unidos a vivir con su tía. Con la ayuda de un traficante nada correcto, Ifrah llega a Dublín, Irlanda. Perdida, analfabeta y sin saber inglés, Ifrah intentará desenvolverse en este nuevo mundo. A partir de este momento, la película nos muestra lo que deben soportar las personas que solicitan asilo, siempre que sean bien recibidas y en el mejor de los casos. A su llegada, Ifrah debe pasar un examen médico donde tiene que explicar a unos extranjeros la violencia física y psicológica que ha soportado. Esta prueba la obliga a enfrentarse a la incomprensión y a momentos dolorosos del pasado. Con la ayuda del personal del centro de solicitantes de asilo y de un grupo de mujeres en su misma situación, Ifrah va a encontrar poco a poco sus marcas y a hacer de la lucha contra la mutilación genital femenina su principal objetivo. Esta lucha la llevará hasta el presidente de Irlanda, y después al Parlamento Europeo y a las Naciones Unidas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En efecto, la mutilación genital femenina es el tema principal de A Girl from Mogadishu, proyectada en la sección internacional de la 35ª edición del Festival de Mons. La película sigue el recorrido de la activista Ifrah Ahmed, conocida en todo el mundo por haber sido una de las voces más potentes contra la mutilación genital femenina. Fue una de las primeras mujeres en hablar públicamente de las atrocidades de la mutilación y de este tipo de prácticas. Se estima que en Somalia el 98 % de las mujeres han sido mutiladas cuando eran pequeñas.

Algunos reconocerán a la joven actriz que interpreta a la protagonista, Aja Naomi King, por su papel recurrente en la serie Cómo defender a un asesino. Otras caras conocidas son el actor somalí Barkhad Abdi, que participó en Capitán Philipps y tiene un pequeño papel, y Martha Canga Antonio, la joven actriz belga de Black [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Adil El Arbi y Bilall Fallah
ficha del filme
]
. La conocida cantante y compositora somalí Maryam Mursal interpreta a la abuela de Ifrah.

La directora irlandesa Mary McGuckian también es la autora del guión. Escribe, produce y dirige largometrajes independientes desde hace veinte años. Es conocida por su militancia a favor de la igualdad en la industria del cine y está decidida a contar historias dramáticas desde un punto de vista femenino.

Aunque de forma muy clásica y con una música dramática omnipresente y un poco pesada, el objetivo principal de la película es informar y lo consigue. A Girl From Mogadishu pretende movilizar y reunir en torno a un tema que sigue siendo tabú en la actualidad y consigue despertar las consciencias en cuanto a la gravedad de la situación y al sufrimiento de las mujeres que lo padecen. En la actualidad, Ifrah Ahmed ha vuelto a Somalia, donde continúa su lucha.

A Girl From Mogadishu es una producción de Pembridge (Irlanda), Umedia (Bélgica) y de Dune Film Productions (Marruecos). The Exchange (Estados Unidos) gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy