email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LUXEMBURGO 2020

Crítica: Tune into the Future

por 

- El fascinante documental presentado en el Luxembourg City Film Festival se centra en el visionario Hugo Gernsback, el hombre que estableció las bases de la ciencia ficción moderna

Crítica: Tune into the Future

Éric Schockmel, consultor de exposición y de talleres en el Museo Nacional de Historia Natural de Luxemburgo y artista visual, es un apasionado de las nuevas tecnologías y de la ciencia ficción. Prueba de ello es la instalación audiovisual Macrostructure, desplegada en 2014 en el sótano del Casino Foro de Arte Contemporáneo de Luxemburgo, y que proporcionó cierto renombre al joven artista. Sus cortometrajes de animación en 3D exploran un mundo donde máquinas complejas crean estructuras orgánicas que se convierten en autónomas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Por lo tanto, no es sorprendente que el universo de Éric Schockmel se haya comparado varias veces con el de Hugo Gernsback. Este excéntrico editor luxemburgués fallecido en 1967 a la edad de 83 años no es otro que el inventor del término “ciencia ficción”, y sigue siendo una gran fuente de inspiración colectiva. Ahora, un documental cuenta su vida: Tune into the Future [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Se ha proyectado recientemente en el Luxembourg City Film Festival.

La película saca a la luz a este hombre olvidado y a veces incomprendido. Para Schockmel, Gernsback es un “personaje fascinante que ha conseguido crear un puente entre las culturas y el tiempo, abriendo así una ventana al futuro”.

La tarea pronto se vuelve ardua: paradójicamente, la leyenda dejó pocas pistas sobre su vida personal, pocos escritos autobiográficos sobre los que apoyarse para contar su atípica historia. Con la ayuda de Paul Lesch, director del Centre National de l’Audiovisuel y co-comisario en 2010 de la exposición Hugo Gernsback-An Amazing Story, Éric Schockmel ha llevado a cabo un largo trabajo de investigación durante casi siete años. En Estados Unidos, donde Gernsback vivió la mayor parte de su vida, el director se reunió con sus descendientes y varios universitarios: el resultado es una serie de entrevistas apasionantes que acompañan al documental.

Así se dibuja el excepcional recorrido de un hombre que fue inventor y que al final de su vida reunía cerca de 80 patentes. El relato empieza en su Luxemburgo natal, donde nace su pasión por los inventos científicos, hasta Nueva York, donde Hugo Gernsback se instala en 1904 y edita Modern Electrics, una de las primeras revistas de divulgación científica. Más tarde, de 1920 a 1953, el emprendedor edita revistas cada vez más creativas, permitiendo así que varios autores de ciencia ficción den sus primeros pasos publicando textos e ilustraciones en sus publicaciones Amazing Stories, Science Wonder Stories o Superworld Comics.

También es considerado un pionero de las redes sociales puesto que creó y entretuvo durante tres decenios a una inmensa comunidad de jóvenes aspirantes a autores, incitándolos a hacerse preguntas sobre el mundo del mañana y a desarrollar nuevas tecnologías.

En este documental entusiasta y colorido, el inmenso legado del visionario es celebrado a través de hermosas secuencias animadas. Son obra de Studio 352, donde el equipo de Stéphan Roelants y Fabien Renelli ha trabajado a partir de las portadas de las revistas de Gernsback. Así, cobran vida los planetas que aparecieron en Amazing Stories en 1926. De repente, un hombre equipado con un traje que le permite volar (el que inspiró a los creadores de Superman) cobra vida y conoce a otros personajes salidos del universo loco de Hugo Gernsback.

El resultado es un relato apasionante sobre un editor que, sin ser directamente novelista como Julio Verne o H. G. Wells, sentó las bases de la ciencia ficción moderna como gran vector de influencia cultural. Además, el documental nos explica que un cráter de la luna lleva ahora el nombre de Gernsback.

Tune into the Future, lúdica y divertida, ha sido producida Bernard Michaux (Samsa Film), en asociación con Benoit Roland (Wrong Men).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy