email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Reino Unido / Irlanda

Crítica: Calm with Horses

por 

- Los personajes acaban siendo más importantes que la historia en el primer largometraje de Nick Rowland, protagonizado por Cosmo Jarvis, Barry Keoghan y Niamh Algar

Crítica: Calm with Horses
Niamh Algar y Cosmo Jarvis en Calm with Horses

Calm with Horses [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de Nick Rowland, se estrena hoy en el Reino Unido de la mano de Altitude. La cinta sigue la vida de un ex boxeador, Douglas "Arm" Armstrong, convertido en un temible matón al servicio de los Devers, una familia que se dedica al tráfico de drogas en un pequeño pueblo de Irlanda. La historia es una adaptación del relato corto homónimo publicado en Young Skins, una colección del escritor irlandés Colin Barrett.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin duda, los puntos fuertes de la película son las tres actuaciones protagonistas. El actor británico Cosmo Jarvis (Lady Macbeth [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: William Oldroyd
ficha del filme
]
) interpreta a Arm, un bruto con buen corazón, al estilo de los personajes de Marlon Brando. Barry Keoghan (Dunkerque [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
El sacrificio de un ciervo sagrado [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Yorgos Lanthimos
ficha del filme
]
) asume el papel del ambicioso Dympna Devers, encargado de vigilar a Arm, asegurarse de que sabe lo que tiene que hacer e influir en él cuando sea necesario. Dympna se ve a sí mismo como el futuro jefe de la familia. Completando el trío, Niamh Algar interpreta a la ex novia de Arm, Úrsula, con la que tiene un hijo de cinco años que padece autismo. Con la intención de buscar mejores oportunidades para su hijo, Úrsula está decidida a marcharse a la otra punta del país.

La situación se vuelve muy agobiante para Arm, ya que la amenaza de Úrsula de marcharse con el niño coincide con un encargo especialmente difícil que debe cumplir para los Devers. La familia le ordena que mate por primera vez, a alguien a quien conoce desde hace mucho tiempo. Si a esto le sumamos que Úrsula empieza una relación con un entrenador de caballos local (Anthony Welsh), la mente de Arm se convierte rápidamente en una olla a presión a punto de estallar. Úrsula es consciente del control que Dympna y los Dever ejercen sobre él, y por eso quiere marcharse. Arm es un hombre simple en un mundo demasiado complejo, donde la violencia no siempre es la respuesta. De hecho, tal y como está a punto de descubrir, la violencia rara vez es la solución.

La fuerza de la película radica en la quietud con la que se concentra en la dinámica de los personajes. La trama resulta un poco predecible, retratando un mundo de matones y delincuencia que ya hemos visto muchas veces en el cine. La violencia es brutal, y la historia explora los extremos de la conducta humana, incluida la pedofilia. En ese sentido, Rowland realiza un gran trabajo al centrarse en el daño que sufren las personas al juzgar y sentirse juzgadas. Debido a su situación vital, los tres protagonistas están atrapados en una comunidad tóxica, incapaces de salir de un círculo vicioso en el que su existencia parece predeterminada. Sin embargo, las elecciones que toman para romper esta dinámica nos permiten ver pequeñas grietas de humanidad. Son precisamente estos destellos de luz en medio de la oscuridad los que podrían salvarlos, y el hecho de que Rowling preste atención a estos detalles hace que Calm with Horses sea mucho más que un simple thriller criminal.

Calm with Horses es un proyecto de DMC Film, la compañía británica fundada por Michael Fassbender y Conor McCaughan, en colaboración con Film4. Daniel Emmerson es el productor de la película, mientras que Fassbender y McCaughan han servido como productores ejecutivos para DMC. A estos se suman Ed Guiney y Andrew Lowe de la irlandesa Element Pictures, Sam Lavender, Sue Bruce-Smith y Daniel Battsek para Film4, y Will Clarke junto a Mike Runagall para la británica Altitude. Rory Gilmartin y Kate Glover han coproducido la cinta para Element. Altitude Film Entertainment Sales se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy