email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Forum

Crítica: Victoria

por 

- BERLINALE 2020: Sofie Benoot, Liesbeth De Ceulaer y Isabelle Tollenaere hacen un retrato compasivo de toma de contacto de habitantes de Los Ángeles en los terrenos desiertos de California City

Crítica: Victoria
Lashay T. Warren en Victoria

Algunos de los documentales recientes dignos de mención sobre Estados Unidos realizados por europeos son Below Sea Level, del italiano Gianfranco Rosi, Pine Ridge [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
de la sueca Anna Eborn y Lillian [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andreas Horvath
ficha del filme
]
del austríaco Andreas Horvath, este último realzado por un toque de narración de ficción. Este método híbrido es el que exploran las codirectoras belgas Sofie Benoot, Liesbeth De Ceulaer e Isabelle Tollenaere en Victoria [+lee también:
tráiler
entrevista: Liesbeth De Ceulaer, Isabe…
ficha del filme
]
, que se estrena en la sección Forum de la Berlinale este año.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Llegar desde LA a estas calles vacías. Para empezar de cero. Criar a los niños. Asegurarme de que todo es Gucci.” Lashay T. Warren, marido y padre de 4 criaturas a los 25 años, ha dejado los duros barrios de Compton por California City, apenas 100 millas al norte de Los Ángeles, y un universo completamente distinto. Ha traído con él a su familia y se ha alistado en el KSACC (Kern Service and Conservation Corps), un programa para jóvenes en situación de desamparo que ofrece oportunidades educativas (se ofrecen clases diarias), habilidades para facilitar incorporarse a la vida adulta y, no menos importante, proximidad a la naturaleza.

Tras el choque cultural inicial, Lashay poco a poco mira a su alrededor; observa, absorbe, pone su pasado en LA en perspectiva y toma nota de sus pensamientos en un diario, que es leído a lo largo de la película. “No podemos caminar a ninguna parte. Aquí todo está lejos.” Aun así, Lashay camina mucho (el programa incluye el mantenimiento de las calles) y crea su propio camino sin seguir las calles trazadas de esta desierta ciudad fantasma del desierto. Se crean atajos, a veces por necesidad, pero cada vez más por curiosidad. Y es un lugar curioso, este con el que Lashay, su familia y nuevos amigos interactúan: una protagonista llamada California City, la tercera ciudad más grande de California (en términos del terreno que ocupa, tras Los Ángeles y San Diego, haciéndola mayor que San Francisco). Fue diseñada en los 60 por un profesor de sociología como ciudad hermana de Los Ángeles, pero abandonada poco después.

Reflexivo y sin prisas, el trío de directoras sigue a estos nuevos pobladores, capturando sus viajes, interno y externo, con compasión y optimismo. En sus clases, los miembros del programa leen sobre los nuevos pobladores del siglo XIX cruzando las tierras. En más de un sentido, ellos son nuevos pobladores contemporáneos: “Una persona que viaja a pie, una persona que conoce las tierras” uno de ellos define el término. “Persona” podría ser otra palabra clave aquí, a medida que nuestros jóvenes amigos gradualmente emergen como tales, como seres humanos considerados individuos. En cuanto a Lashay, llega a conocer la tierra, ofreciendo un alma a la ciudad fantasma. Si tiene éxito, es más de lo que un profesor de sociología consiguió en el pasado. Bastante Gucci, también.

Victoria fue producida por la compañía belga Caviar, con ventas globales a cargo del agente checo Filmotor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Angélica Ramos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.