email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Panorama

Crítica: Las mil y una

por 

- BERLINALE 2020: Ser adolescente no es fácil, y el segundo largometraje de Clarisa Navas, que ha inaugurado la sección Panorama de Berlín, da buena fe de ello

Crítica: Las mil y una
Ana Carolina García y Sofía Cabrera en One in a Thousand

Iris, interpretada por Sofía Cabrera, es la protagonista del segundo largometraje de Clarisa Navas, Las mil y una [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, escogida como cinta inaugural de la sección Panorama en la 70ª Berlinale. La joven parece una chica encantadora y honesta, pero descubrimos que ha sido expulsada de la escuela y ahora pasa los días deambulando por un vecindario que está lejos de ser agradable y acogedor. No hay cafeterías modernas ni bares, tan solo los patios decadentes de una urbanización de viviendas sociales. Los habitantes del barrio se reúnen para celebrar cumpleaños, jugar al baloncesto o celebrar fiestas donde las bebidas parecen sacadas directamente de la basura.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Iris no bebe, no consume drogas y no tiene relaciones sexuales apasionadas y desesperadas en callejones oscuros. En lugar de eso, la joven juega al baloncesto y pasa el tiempo con sus dos primos, Dario y Ale. Los tres están en esa edad incómoda en la que ya no son niños pero tampoco se consideran adultos. Los chicos, uno de los cuales es abiertamente gay, mientras que el otro tiene una mentalidad liberal, se visten con ropa de mujer y discuten sobre sus incipientes necesidades sexuales mientras tratan de descubrir quiénes son y cuál es su lugar en el mundo. Cuando aparece Renata (Ana Carolina García), una chica atrevida y de espíritu libre con mala fama en el vecindario, Iris se enamora instantáneamente de ella, desencadenando otro tipo de problemas.

En ausencia de sus padres, y bajo la escasa supervisión de sus madres, los adolescentes se enfrentan a los placeres y los problemas de la vida adulta. Se trata de tres personas diferentes, pero juntos representan algunos de los elementos que componen al ser humano: Iris, con su carácter tranquilo y tímido, es el cuerpo; Ale, que escribe un ensayo ingenuo pero rotundo acerca de la visión rígida de la sociedad sobre las relaciones, es la mente y el alma, mientras que Dario representa la pura lujuria. Navas se mantiene cerca de todos ellos, observándolos con curiosidad y sin prejuicios. A través del paso del tiempo y la ausencia de una estructura narrativa rígida, la cineasta logra crear un vínculo entre el público y los personajes, lo que nos permite sumergirnos en sus rutinas diarias. Las vidas de estos jóvenes parecen ir a la deriva, sin una meta concreta, al igual que las de todo el mundo.

Navas ofrece una cinta muy sensual, con un mensaje social sutil pero contundente. Los viejos conceptos que dividían a las personas en grupos (como heterosexuales, homosexuales, lesbianas o incluso “zorras”) están obsoletos. No obstante, tal y como señala la película, la libertad absoluta y sin restricciones también puede plantear serios problemas cuando un adolescente trata de buscar su propia identidad. Parece que, para Navas, los adolescentes representan a la sociedad argentina, con la ausencia destacada de los padres, que podrían ser una metáfora de las "viejas costumbres". La duración de la cinta (que llega a las dos horas) podría haberse beneficiado de algunos cortes en la sala de montaje, pero crecer es exactamente eso: un proceso agotador, en ocasiones largo e incómodo.

Las mil y una es una coproducción entre Argentina y Alemania, producida por la compañía porteña Varsovia Films y la berlinesa Autentika Films. Diego Dubcovsky y Lucia Chavarri actúan como productores, junto a Paulo de Carvalho y Gudula Meinzolt como coproductores. Pluto Film se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy