email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TURÍN 2019

Crítica: Paradise

por 

- La primera película de ficción de Davide Del Degan mezcla drama e ironía para retratar la confusión de un testigo de asesinato que aprovecha su nueva identidad para cambiar de vida

Crítica: Paradise
Vincenzo Nemolato en Paradise

¿Puede la necesidad de esconderse convertirse en una oportunidad para empezar una nueva vida? Andrea Magnani (director de Easy [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrea Magnani
ficha del filme
]
) y Davide Del Degan (coautor, junto con Thanos Anastopoulos, del documental L'ultima spiaggia [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Thanos Anastopoulos
ficha del filme
]
, presentado en Cannes en 2016), han estrenado la sorprendente Paradise en la sección After Hours del 37º Festival de Cine de Turín, una cinta que reflexiona sobre la redención y las segundas oportunidades. En esta ocasión Magnani firma el guion de la cinta, mientras que Del Degan se hacer cargo de la dirección, para contar una historia sobre un cambio existencial a través de un personaje muy específico: un joven testigo de asesinato que se ve obligado a huir y empezar una nueva vida. En resumen, se trata de un hombre común que toma una decisión extraordinaria y debe hacer frente a las consecuencias.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras presenciar un asesinato cometido por la mafia, Calogero (Vincenzo Nemolato, al que hemos visto recientemente en Martin Eden [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pietro Marcello
ficha del filme
]
y 5 è il numero perfetto [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Igort
ficha del filme
]
) decide contar lo que ha visto, convencido de que es lo correcto. Al confesar, el joven entra en un programa de protección de testigos y debe trasladarse desde la cálida Sicilia a los fríos Alpes, concretamente al pueblo de Sauris, en las montañas de Friuli. Una vez allí, Calogero recibe una nueva identidad y un hogar, conocido como Paradise. Mientras tanto, su esposa embarazada (interpretada por Selene Caramazza, de Corazón Puro [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Roberto De Paolis
ficha del filme
]
) debe permanecer en Sicilia, y ninguno de los dos sabe cuando podrán volver a verse. Triste y desorientado, Calogero vive con el miedo constante a ser reconocido, y cree estar volviéndose paranoico cuando otro siciliano misterioso (Giovanni Calcagno) llega al pueblo. Este hombre resulta ser el asesino a quien Calogero había denunciado, que tras convertirse en informante protegido de la policía acaba siendo enviado por error a la misma aldea remota. Sin embargo, a pesar del miedo que asalta al protagonista, el asesino no busca venganza. Por el contrario, entre los dos comienza a desarrollarse una amistad extraña y ambigua.

"Aquí puedo ser quien yo quiera", confiesa el asesino arrepentido, mientras que Calogero se debate en un conflicto interno entre el afecto que siente hacia su nuevo amigo y el cinismo de la situación. Al mezclar el thriller con la comedia, Paradise genera a veces una confusión agradable, yuxtaponiendo a la perfección momentos dramáticos (como la escena en la que Calogero se reúne con su esposa y conoce a su hija recién nacida) con situaciones casi grotescas (como las clases de danza folclórica tirolesa dirigidas por el irresistible Padre Georg, interpretado por Branko Završan, donde sus participantes se golpean mutuamente las piernas, los pies y hasta la cara). Completando el reparto está Katarina Čas, en la piel de una atractiva madre soltera que ayuda a Calogero a encontrar su lugar en la comunidad.

Del Degan presta atención a todos los detalles, sumergiendo al espectador en una atmósfera sugerente, aislada del resto del mundo. La película nunca llega a ser predecible y supone una puerta de entrada perfecta al universo de este prometedor director, que disfruta sorprendiendo al público sin renunciar a un ápice de profundidad.

Paradise es una coproducción entre Italia y Eslovenia, a cargo de Pilgrim, A Atalanta y Rai Cinema. La película ha recibido el apoyo del MiBAC (el Ministerio Italiano de Patrimonio y Actividades Culturales), el Slovenian Film Center, Viba Film, la Friuli Venezia Film Commission y la región del Lacio. La cinta se estrenará en Italia en la primavera de 2020 de la mano de Fandango, que también se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.