email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2019 Competición Óperas primas

Crítica: Looted

por 

- En su primer largometraje, Rene Pannevis explora el crimen y la moralidad a través de un grupo de ladrones de coches en una ciudad costera inglesa

Crítica: Looted
Charley Palmer Rothwell en Looted

Looted [+lee también:
tráiler
entrevista: Rene Pannevis
ficha del filme
]
, dirigida por el realizador holandés afincado en Londres Rene Pannevis, ha tenido su estreno mundial en la Competición de Óperas primas del Festival Black Nights de Tallin.

Ambientada en una ciudad costera de Inglaterra, la película se centra en Rob (Charley Palmer Rothwell), un joven de 21 años que lleva una doble vida. En sus "horas de trabajo" se dedica a robar coches con su mejor amigo, Leo (Thomas Turgoose), y el resto de su pandilla: JP (Anders Hayward) y la novia de Leo, Kasia (interpretada por Morgane Polanski, hija de Roman Polanski). Sin embargo, una vez en casa, Rob se ocupa de cuidar a su padre enfermo, Oswald (Tom Fisher), postrado en una cama y convencido de que su hijo está buscando trabajo. A pesar de que el joven trata de mantener sus dos vidas separadas, tras una visita casual de Kasia y Leo el muro entre los dos mundos comienza a desmoronarse.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La ciudad en la que viven no pasa por su mejor momento, y las perspectivas de encontrar un trabajo para forjarse un futuro mejor son muy escasas. La sensación de vacío que transmite el lugar, sumada al carácter huraño de los protagonistas (que apenas tienen contacto con extraños), genera una atmósfera de aislamiento que se ve reforzada por los tonos fríos y azulados de la imagen.

Aunque el crimen es un tema recurrente en toda la película, Looted se centra principalmente en las tensas relaciones que mantiene Rob con las personas que lo rodean. Leo, que ha sido amigo de Rob desde la infancia, ejerce un control agresivo sobre él. Además, la complicada relación entre Rob y su padre también le está pasando factura. La única influencia positiva en su vida es Kasia, que también se ve afectada por la actitud controladora de Leo. A decir verdad, los aspectos más emocionantes de la película tienen más que ver con las turbulentas relaciones personales que con el crimen, que actúa simplemente como un medio para explorar la ambigüedad moral, a través de la dualidad de Rob. Su pasión por los coches ha derivado en una vida criminal, que por otra parte le ayuda a financiar los cuidados de su padre, a quien atiende con amor en su propia casa (ya que este se niega a ir a un hospital).

Esta ambigüedad moral también se manifiesta en la película a través de otros personajes, pero en menor medida. Por ejemplo, en el caso de Oswald, un marinero que estuvo ausente durante la mayor parte de la vida de Rob, pero que intenta compensarlo grabando un mensaje de despedida para su hijo en su lecho de muerte. Kasia, por su parte, no tiene problemas para participar en los robos de coches, pero muestra una increíble calidez y compasión hacia Oswald.

Pannevis logra crear una atmósfera realista con gran destreza, pero la historia pierde fuerza en algunos momentos, y tiene dificultades para ocupar el tiempo de un largometraje. Afortunadamente, Looted cuenta con un gran reparto que ayuda a rescatar la obra. Las interpretaciones son genuinas y muy acertadas, y junto con el trabajo de fotografía de Aadel Nodeh-Farahani logran transmitir el tono social y realista de esta película que explora la vida entre lo correcto y lo incorrecto.

Looted es un proyecto de Film London con el apoyo del programa Microwave, producida por BBC Films, Riverhouse y el BFI Film Fund.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy