email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2019 Competición

Crítica: Gutterbee

por 

- El segundo largometraje de Urlich Thomsen gira alrededor de un productor de salchichas alemán que debe enfrentarse a la intolerancia estadounidense

Crítica: Gutterbee
Ewan Bremner en Gutterbee

Resulta muy difícil definir Gutterbee [+lee también:
tráiler
entrevista: Ulrich Thomsen, Ewen Bremner
ficha del filme
]
, el segundo largometraje del actor y cineasta danés Urlich Thomsen. La película, ambientada en un pequeño y decadente pueblo estadounidense, es al mismo tiempo una sátira, una comedia y un drama sobre el racismo y las salchichas, que también coquetea con el western. Gutterbee ha tenido su estreno europeo en la Competición Oficial del Festival Black Nights de Tallin, un mes después de su estreno mundial en el Festival de Cine de Sao Paulo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El Sheriff Brown (Chance Kelly) asume el papel de narrador en la película, ofreciendo una crónica de los eventos que han tenido lugar en la pequeña ciudad de Gutterbee, en el suroeste de Estados Unidos. Todo comienza cuando el matón del pueblo, Jimmy Jerry Lee Jones Jr (interpretado por W. Earl Brown), se queda sin enemigos a los que molestar y dirige su atención hacia el tranquilo fabricante de salchichas alemán Edward Hofler (el escocés Ewen Bremner), un hombre decidido a abrir un restaurante llamado Gourmet House of Refuge en una antigua capilla que ha comprado en la ciudad. Jimmy odia todo lo que venga de fuera, incluidos los inmigrantes y la comida extranjera. De hecho, utiliza el famoso eslogan de Donald Trump (America Primero) como fórmula de saludo, y confía ciegamente en las habilidades paranormales de su gallo para detectar extranjeros en la ciudad. En realidad, a nadie en el pueblo le gusta Jimmy, ni comparten su visión del mundo, pero nadie se atreve a enfrentarse a él, ya que cuenta con el apoyo de un codicioso sacerdote evangélico (Clark Middleton). Sin embargo, la situación cambia cuando Edward se niega a marcharse y abandonar su proyecto. Además del sheriff, que permanece más o menos ajeno a la acción, la película también presenta el punto de vista de otro personaje, Mike (Antony Starr), un estafador y ex secuaz de Jimmy que se convierte en el nuevo socio comercial de Edward al salir de la prisión, y que intenta actuar como mediador antes de que la confrontación se vuelva desagradable. Algo que ocurre inevitablemente tras unos cuantos incidentes...

El problema principal de Gutterbee es que Thomsen no parece tener claro lo que está buscando: una comedia que va de lo divertido a lo bizarro; una sátira social sobre la América rural; un drama sobre el racismo o algo completamente diferente. La película presenta una galería de personajes poco desarrollados, definidos apenas por una o dos características, y la historia se desvía en diferentes tramas secundarias que no llevan a ninguna parte y que tan solo sirven para pasar el tiempo o echar alguna carcajada, mientras que la trama principal tampoco se limita a presentar el conflicto entre las dos partes.

El reparto, compuesto principalmente por actores de habla inglesa con experiencia en el cine independiente y la televisión, tiene la difícil tarea de encontrar y mantener el equilibrio adecuado entre la originalidad y la caricatura en sus personajes. Aunque el verdadero problema es que todos deben hacerlo de forma individual, ya que no hay un protagonista claro. Debido a su pasado como actor, Thomsen debería ser capaz de comunicar exactamente lo que quiere a su equipo, pero por alguna razón no lo consigue. Ya sea por falta de interés, de habilidad en la dirección o simplemente por no tener una idea clara de lo que pretende con todos estos personajes.

Por otro lado, Gutterbee tampoco es una obra difícil. Es accesible, alegre y, en muchos casos, divertida. Los discursos de Edward sobre la historia de las salchichas y sus distintas variedades son algunos de los puntos fuertes de la película, junto con la crítica a la codicia y el fanatismo evangélicos. También resulta un visionado agradable gracias a la dirección de fotografía de Anthony Dod Mantle (Anticristo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lars von Trier
ficha del filme
]
, 127 Horas [+lee también:
tráiler
making of
Entrevista Danny Boyle e James Franco …
ficha del filme
]
), que emplea colores vivos y veraniegos, mientras que la banda sonora añade otra capa de humor al relato.

Gutterbee es una producción de la danesa Pro Tempore Film.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy