email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

EL CAIRO 2019

Crítica: Between Heaven and Earth

por 

- Lo privado se vuelve político en la tercera película de Najwa Najjar, en la que la directora explora las relaciones complicadas en Oriente Medio

Crítica: Between Heaven and Earth
Firas Nassar y Mouna Hawa en Between Heaven and Earth

Parece que el divorcio de Salma y Tamer va a ser rápido, limpio y fácil. En su caso, el mayor problema no es la separación de bienes ni hablar de sus problemas en público, sino cruzar la frontera israelí. Ambos han estado viviendo en Palestina durante cinco años, pero ahora deben regresar a la patria de Salma para poner todo en orden. Afortunadamente, Tamer consigue un permiso de tres días, pero cuando la pareja llega a los tribunales las cosas se complican. La información sobre el difunto padre de Tamer, un famoso escritor y activista asesinado hace décadas, no está verificada en los archivos. Según la base de datos israelí, su padre todavía está vivo y tiene un hijo llamado Tamir, no Tamer. Para resolver el malentendido, deberán encontrar a la antigua amante de su padre, una adivina judía de origen iraquí. Tras conseguir una extensión de 72 horas, la pareja emprende un viaje a través de una tierra en plena ebullición, donde la relación entre árabes y judíos parece estar siempre al borde del colapso.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En Between Heaven and Earth, que ha tenido su estreno mundial en el 41º Festival de Cine del Cairo, la escritora y directora Najwa Najjar coloca continuamente obstáculos en el camino de Salma y Tamer: una molesta pareja francesa que mantiene una relación de amor-odio, una mujer israelí que los invita a pasar la noche o una fiesta de bodas, entre otros. Najjar utiliza estas barreras para que los protagonistas vean cosas que previamente habían ignorado, ayudando al público a conectar con ellos y empatizar con su viaje emocional. Between Heaven and Earth es mucho más que una road movie, presentando un equilibrio perfecto entre la historia personal y el contexto político.

Hablamos de una pareja que, en pleno proceso de divorcio, se da cuenta de que todavía tienen cosas en común y tratan de aferrarse al afecto que aún sienten por el otro. Estamos ante una metáfora clara y efectiva del conflicto en Oriente Medio, al menos de la forma en que se presenta en la película: lejos de la política, las disputas y los ataques. Salma y Tamer son gente de clase media y mediana edad, pero sobre todo están cansados, y tan solo quieren separarse para vivir el resto de sus vidas en paz. Para él, esto no será posible hasta que se enfrente a su doloroso pasado, admita el trauma por el que ha pasado y comience a cerrar la herida. El conflicto entre Salma y Tamer puede parecer un cliché, pero posee una energía genuina gracias al trabajo de los actores Mouna Hawa y Firas Nassar. La narración de Najjar es atractiva y clara, pero a veces incluye demasiados detalles políticos que pueden llegar a confundir al público que no esté familiarizado con la historia reciente de Oriente Medio.

Eyes of a Thief, la anterior cinta de Najwa Najjar, fue la representante palestina en los Óscar de 2015. Between Heaven and Earth es su tercer largometraje, una coproducción entre Palestina, Islandia y Luxemburgo, presentada en el Cairo Film Connection de 2015. Hani Kort, Adrien Chef, Paul Thiltges y Fahad Jabali son los productores de la película, con las compañías Ustura Films, PTD Studio y Oktober Films. La cinta todavía no tiene agente de ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy