email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ROMA 2019

Crítica: Tornare

por 

- Cristina Comencini se reúne con Giovanna Mezzogiorno catorce años después de La bestia en el corazón, en este thriller sobre el inconsciente que ha clausurado la 14a Fiesta del Cine de Roma

Crítica: Tornare
Giovanna Mezzogiorno en Tornare

En Tornare [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, la última película de Cristina Comencini, escogida como cinta de clausura de la 14ª Fiesta del Cine de Roma, su protagonista emprende un regreso al pasado, tanto físico como psicológico. La película también supone el reencuentro entre Giovanna Mezzogiorno y la realizadora romana, hija del gran Luigi Comencini, que vuelven a trabajar juntas catorce años después de La bestia en el corazón [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, para volver a abordar el mundo del subconsciente y los traumas reprimidos. Estamos ante un thriller donde se entremezclan el pasado y el presente, donde el tiempo lineal es prácticamente inexistente y solo sirve para medir el cambio.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La película está ambientada en Nápoles, en la década de 1990. La protagonista de la película, Alice, está literalmente dividida en tres. Mezzogiorno interpreta a la mujer adulta, Beatrice Grannò (auténtica revelación de la película) a su yo adolescente, mientras que Clelia Rossi Marcelli da vida a Alice de niña. Tras años de ausencia, Alice regresa a la casa que su familia tiene en la costa, deshabitada desde la muerte de su padre, donde empieza a comunicarse metafóricamente con sus yos del pasado. También se reúne con su hermana Virginia (Barbara Ronchi), con la que decide vender la casa, para lo que deben vaciarla de todos sus objetos y recuerdos.

Allí conoce a un hombre misterioso, Marc (Vincenzo Amato), que cuidó de su padre enfermo durante sus últimos días. Este hombre, del que Alice no parece recordar nada, será precisamente el que la ayude a rememorar un evento trágico de su pasado que tuvo un efecto determinante en su vida. A finales de los 60, Alice era una adolescente guapa y rebelde, inundada por el aire emancipador de la época, siempre en busca de libertad y diversión. Su actitud y su pasión por la vida, así como su gusto por coquetear con todos los hombres que se cruzaban en su camino, eran criticados por una sociedad represiva (a lo cual no ayudaba el hecho de que su padre fuese miembro de la Marina de los EE. UU). Ser “diferente” tuvo enormes consecuencias para ella, que son reveladas a lo largo de la película mientras acompañamos a Alice en un viaje doloroso a través de sus recuerdos.

La Alice del presente es una mujer muy diferente a la que una vez fue, y parece albergar un sentimiento de culpa por su actitud atrevida y despreocupada cuando era más joven. Mezzogiorno interpreta a una mujer que sufre, un personaje sumiso y "castigado" (tal vez demasiado), totalmente diferente a la adolescente que bailaba en bañador. Cabe mencionar el extraordinario parecido físico entre las actrices que interpretan las tres versiones de la protagonista (un gran trabajo de casting de Laura Muccino y Sara Casani), además de las igualmente convincentes interpretaciones de Marc (Marco Valerio Montesano en su juventud y Alessandro Acampora cuando tiene 10 años).

El tema de la película es universal, por lo que es inevitable empatizar con Alice. La oportunidad de encontrarnos con nosotros mismos cuando éramos jóvenes, preparados con el conocimiento que poseemos de adultos, sería sin duda un regalo excepcional. Comencini ha confesado que este trabajo, basado en la historia personal de una amiga, es su "película más libre", en la que profundiza "en un universo interior donde no existe el tiempo". Sin embargo, esta premisa resulta a veces un poco confusa. La historia se desarrolla en un Nápoles inquietante pero hermoso, un mundo alejado de los clichés habituales, en el que exploramos lugares inusualmente tranquilos y cuevas subterráneas. A pesar de no ser una película fácil, es totalmente cautivadora.

Tornare es una producción de Lumière & Co. y Rai Cinema. Vision Distribution se ocupa de la distribución.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy