email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CINEKID 2019

Crítica: Psychobitch

por 

- En la película de Martin Lund, cualquier parecido con la pegadiza canción de Ava Max es (posiblemente) pura coincidencia

Crítica: Psychobitch

Después de obtener muy buenos resultados en la taquilla noruega, Psychobitch [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Martin Lund, ha sido proyectada recientemente en la competición a Mejor Película Infantil del festival Cinekid. No se trata de una versión noruega de la exitosa canción de Ava Max, aunque cuenta con una protagonista que hace todo lo posible por parecer una psicópata entrañable, consiguiendo que la gente se pregunte si realmente está loca. Lo cierto es que la película es una auténtica delicia, una versión optimista del inesperado romance de instituto que recuerda a La chica de rosa, de John Hughes. Esto se debe principalmente al trabajo de la pareja protagonista, formada por Marius (Jonas Tidemann), un chico popular y un orgullo para sus padres, y Frida (Elli Müller Osborne), una joven que no termina de encajar, o que simplemente elige no hacerlo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta también recuerda a La chica de rosa porque, en comparación con algunos dramas adolescentes recientes, como el fenómeno de HBO Euphoria, con sus drogas, apps de citas y dilemas de Instagram, Psychobitch mantiene un aire inocente similar al de los guiones de Hugues. Por supuesto, los adolescentes de la película están interesados en temas sexuales y “sucios”, pero también se preguntan si comer helado en invierno está mal (no lo está). A decir verdad, los aspectos oscuros de la película permanecen insinuados o presentados de forma implícita, desarrollándose fuera de plano, algo que agradecerán muchos padres.

Esto no quiere decir que Lund se niegue a representar fielmente a sus adolescentes, con su ropa de marca y pantalones ajustados, o sus peinados esculpidos que necesitan constantemente la aprobación de las redes sociales. De hecho, sus personajes también están confusos, pero resultan sorprendentemente lúcidos cuando se trata de situaciones que afectan directamente a su estatus: ya sea un baile escolar, planeado con empeño por las madres más devotas, o su primera experiencia sexual. Todo esto está respaldado por comentarios directos de sus compañeros y amigos, ya que a esa edad lo que piensan los demás es lo más importante. Tal vez siempre es así, tan solo aprendemos a ocultarlo un poco mejor.

El problema principal de la película es que a veces se adentra en el territorio de la Manic pixie dream girl, una etiqueta que describe al estereotipo de personajes femeninos "excéntricos" que existen únicamente para enseñar a jóvenes sensibles y educados a disfrutar de la vida. Sin embargo, Lund hace todo lo posible por equilibrar la situación, aunque no resulte del todo convincente, presentando por una vez a varones adolescentes como seres humanos. Es gratificante ver cómo el chico malo de la película es en realidad una chica con las cosas claras, que ni siquiera necesita una bicicleta o una chaqueta de cuero para hacerse valer.

Tidemann realiza un gran trabajo a la hora de transmitir los sentimientos encontrados de Marius, desconcertado por casi todo lo que hace Frida pero al mismo tiempo disfrutando de la situación. Existe una química extraña pero genuina entre los dos personajes, que discuten y bromean constantemente. “¿Por qué tienes que ser tan imbécil?”, pregunta uno, “¿por qué tienes que ser tan amable?”, responde la otra. A pesar de que la película podría ser un poco más arriesgada (Frida es descrita como una “zorra psicópata” a pesar de que no hace nada demasiado alocado ni perverso), estamos ante una historia tierna que cuenta incluso con una divertida referencia a Friends.

Psychobitch es una producción de Ruben Thorkildsen para Ape&Bjørn. Norsk Filmdistribusjon se ocupa de la distribución, mientras que las ventas corren a cargo de Indie Sales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.