email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2019 Forum

Crítica: From Tomorrow on, I Will

por 

- BERLÍN 2019: El serbio Ivan Marković y el chino Wu Linfeng se unen para presentar una docuficción sobre un trabajador inmigrante en Pekín

Crítica: From Tomorrow on, I Will

El prometedor cineasta serbio Ivan Marković, ganador de este año del Oso de plata al Mejor Director por I Was at Home, but… [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Angela Schanelec
ficha del filme
]
, ha colaborado con el director chino Wu Linfeng por segunda vez desde su cortometraje White Bird, que se proyectó en la competición Berlinale Shorts en 2016. Esta vez presentan su primer largometraje (casi 57 minutos de duración), From Tomorrow on, I Will [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, cuyo estreno mundial se ha celebrado en la sección Forum de la Berlinale.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Li (Li Chuan) es uno de los muchos inmigrantes que llegaron a Pekín desde zonas rurales en busca de trabajo y de una vida mejor. Allí, vive en un apartamento bastante deteriorado, un sótano (aunque los personajes lo suelen llamar “subterráneo”), donde comparte habitación con un hombre llamado Wei Ruguang. Li acaba de encontrar trabajo de vigilante nocturno en un edificio de oficinas que está siendo redecorado, y por eso solo ve a su compañero cuando vuelve al acabar su turno y le toca al otro ir a trabajar.

El Pekín que se muestra al principio de la película no es la abarrotada metrópolis de tecnología punta que estamos acostumbrados a ver en el cine chino moderno. Li vive en la periferia de este mundo urbano, los lugares que frecuenta son pobres y tienen un aspecto descuidado, al igual que la gente con la que se cruza, rodeada de basura y de carros de supermercado y atrapada entre paredes de metal oxidado. 

Li no parece mostrar mucho interés por su trabajo ni por su vida, al menos a juzgar por su expresión y paso lento y poco decidido. Es muy meticuloso, sobre todo para plancharse los pantalones para el trabajo, o cuando comprueba en el smartphone si lleva el cinturón bien puesto (no hay ningún espejo ni ninguna ventana en su apartamento).

Su trabajo es monótono y el edificio enorme, y él tiene que estar todo el tiempo ocupándose de cosas que realmente no son tan importantes, como por ejemplo, ajustar todos los micrófonos de una mesa de conferencias para que estén en la misma posición. Una noche, se sorprende al ver a su supervisor sentado a oscuras en la planta baja, haciendo algo que no podemos distinguir por la poca iluminación, pero cuando le pregunta qué hace allí, el jefe le ordena que “siga trabajando”. 

En una película más tradicional, esto podría ser una señal de que algo no va bien y quizá podría dar lugar a una nueva trama. No obstante, a Marković y a Linfeng no les interesa contar historias, sino que exploran el espacio entre posibles acontecimientos. Es el cine de la condición humana, de la noción del lugar que ocupa cada persona en el mundo.

Marković y Linfeng emplean planos largos y a menudo estáticos, con un sonido diegético y prominente que emana de la propia ciudad sin ninguna banda sonora. Los actores son amateurs y los escenarios de rodaje reales. Con este enfoque se combinan el documental y la ficción de una forma que hace que la distinción quede obsoleta: realmente no importa que Li sea un actor que interpreta a una “persona real” porque la película no se centra en sus acciones, sino en su estado emocional. Hay una escena en la que Li está tumbado en la cama y empieza a cantar una canción sobre la soledad y el anhelo, y este es el punto en el que la película más se adentra en la personalidad de un personaje, en el sentido de la narración tradicional. 

From Tomorrow On, I Will está producida por la serbia Nanslafu Films, y coproducida por los chinos Wu Linfeng y Fang Li. La compañía china Rediance tiene los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Inés Seller)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy