email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2017 Fuera de competición / Francia

Crítica: Basada en hechos reales

por 

- CANNES 2017: El maestro polaco adapta una novela de Delphine de Vigan para ofrecernos un thriller psicológico (demasiado) sólido sobre una mujer de lo más frágil

Crítica: Basada en hechos reales
Emmanuelle Seigner y Eva Green en Basada en hechos reales

El festival de Cannes dio por concluida su 70ª edición con la presentación, fuera de concurso, de lo nuevo de Roman Polanski, Basada en hechos reales [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, adaptación (a cargo del propio director y de Olivier Assayas) del best-seller homónimo de Delphine de Vigan protagonizado por una escritora, Delphine, Emmanuelle Seigner, y L., su doble, vecina y perseguidora, Eva Green.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película arranca con una sesión de firmas en la que se genera una nebulosa entre realidad y ficción primero con las reacciones emocionadas de las lectoras y luego con una disociación entre la figura de la escritora y la mujer. Este sutil juego (por sus implicaciones literarias y psicológicas) sobre el motivo del doble, que ya es central en el libro, proseguirá y se amplificará a lo largo del metraje, más aún con la aparición del personaje de L., que invade y manipula cada vez más a Delphine con el pretexto de animarla a producir el «libro escondido» que lleva dentro de sí.

Lo que llama la atención de inmediato es que la desvergonzada joven (que representa una especie de «ello» sin barreras morales que satisface apetitos y adicciones sin pensárselo dos veces) no tiene ninguna consideración a la hora de inmiscuirse; al contrario, roba abiertamente la identidad de Delphine (se hace pasar por ella no sólo físicamente en una conferencia sino también en un sentido mucho más personal y normalmente inviolable como lo es el de las comunicaciones electrónicas, que empieza a administrar a espaldas de Delphine), incluida su faceta de escritora, puesto que ella, su otro yo, le va a soplar el tema de su próximo libro.

Sobre la inverosímil dimensión de la usurpación (demasiado extrema, demasiado fácil) reposa la cinta, que juega a placer con la credulidad del frágil personaje al que da vida Seigner frente a la descarada picardía de Eva Green, que parece casi pretender que la desenmascaren: embriagada por su impunidad, deleitándose en su viciosa audacia, llegará a amenazarla en tono de broma, después de que Delphine se rompe la pierna en unas escaleras por accidente (o no), con «romperle la otra rodilla». La ironía de la situación se pone totalmente de manifiesto cuando Delphine empieza a tomar notas de L. para su próxima novela, convencida de que es ella quien embauca a la otra.

Así, Polanski escoge no dar una respuesta explícita sobre lo que le ocurre a Delphine pero no hace sino indicarlo cuando juega enormemente con la relación entre las dos mujeres y la ceguera de la escritora secuestrada (un hecho del que da buena cuenta la coordinación de las interpretaciones de ambas actrices) y multiplicando, como hace L., los indicios ostentosos (hasta las inscripciones en las camisetas de Delphine), quizá hasta el exceso, como si lo invisible cediera por falta de sustancia a los signos visibles y el misterio perdiera contra la demostración consciente, limpia, sin sorpresas y, sobre todo, sin la finura y la sobrecogedora capacidad de sugestión de que hizo gala el director en El quimérico inquilino y en La semilla del diablo.

El maestro polaco, autor recientemente de El escritor [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, Un dios salvaje
 [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y La venus de las pieles [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Roman Polanski
ficha del filme
]
, no es nuevo en el arte de la adaptación literaria y del juego de pistas entre la invención y la realidad, el relato y la verdad. De hecho, hace ya tiempo que se interesa por los autores franceses contemporáneos. Sin embargo, cabe lamentar que haya adaptado con tanto oficio el libro de Delphine de Vigan, sin poner un poco más de sí en lo que ha decidido hacer suyo.

Producida por WY Productions (Francia) y Monolith Films (Polonia), D'après une histoire vraie será distribuida en Francia por Mars Films y vendida al extranjero por Lionsgate.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy