email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Gabriel Range • Director

Death of a President: la escenificación de la mentira

por 

Gabriel Range • Director

Periodista y documentalista, el británico Gabriel Range coescribe, dirige y produce un falso documental donde escenifica el asesinato de George W. Bush y la investigación que le sigue.
Presentado en competición oficial en el Festival de Cine Europeo de Bruselas y pronto distribuido en Bélgica por Cinéart, Death of a President [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es un falso trabajo de reconstrucción a partir de un material totalmente imaginario. Brillantemente realizada, más convincente de cualquier demostración, esta película es la prueba de que toda imagen es potencialmente una puesta en escena; que toda elaboración de un relato es una ficción.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿De dónde nace su película?
Gabriel Range: Ya había realizado un falso documental retrospectivo del mismo género, The Day Britain Stopped, que yo mismo coescribí junto a Simon Finch. Además, vivía en Nueva York en el momento del 11-S. Me impresionaba el cinismo con el que la administración de Georges W. Bush manipulaba la realidad y la puesta en marcha de la guerra en Irak: la escenificación en los medios de comunicación y la manera en la que el vocabulario bélico era destilado, el voto del Patriot Act… Al realizar un falso documental, mostrábamos hasta qué punto es fácil deformar la realidad. Además, existen documentales sobre este tema, pero nadie los ha visto. Si la idea de matar a George W. Bush es muy provocadora, ésta queda justificada, ya que se trata, ante todo, de la misma cuestión: cómo manipular la realidad y los medios de comunicación. En la televisión, creemos que la cámara no puede mentir. Fox News se vende, además, con este eslogan: "the most trusted news" ("las noticias de más confianza"). No creo que los estadounidenses sean tontos, pero se creen ingenuamente las imágenes y se han creído estas mentiras, estas construcciones, hasta tal punto de haber reelegido a Georges Bush.

La película se construye como una película policíaca.
Queríamos hacer un docudrama clásico, lo que habría resultado en circunstancias similares, y la película es bastante formal. Pero la queríamos moderna, en forma de "whodunit". Existe un suspense natural, pues sabemos que el presidente va a ser asesinado, pero no sabemos cuándo, ni por quién, ni adónde nos lleva la película. Es muy emocionante creer una realidad alternativa, pero había que hacerlo de manera en la que el espectador se pegue de verdad a ella.

¿Le ha llevado mucho tiempo la realización de la película?
A decir verdad, no. Investigué mucho antes de escribir el guión, que nos llevó seis meses. Justo después, estuvimos rodando durante 25 días. Todas las imágenes fueron rodadas para la película, excepto ocho minutos de archivos, los del discurso de George W. Bush en Chicago y el entierro de Ronald Reagan. Entre todo, ha durado nueve meses.

¿Cómo obtiene la unidad visual de la película?
Rodamos la película en Alta Definición. Sin embargo, la fotografía es muy bonita, sólo la tuvimos que degradar. Normalmente, se intenta obtener la mejor fotografía posible. Nosotros intentamos conseguir la peor (risas). Volvimos entonces a la del DV estándar e incluso a una imagen del tipo de la VHS, tras muchos ensayos y alteraciones. También mezclamos imágenes de distintas texturas. Mientras rodábamos, teníamos que pensar a quién estábamos grabando, en qué circunstancias, con qué. Durante la manifestación, por ejemplo, la policía golpea a un hombre. Nos preguntamos: "¿Qué haríamos nosotros en esa situación? Tomaríamos fotos con nuestro teléfono móvil, lo que hicimos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy