email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Cannes Première

Dominik Moll • Director de La nuit du 12

"El personaje principal tenía que cuestionarse su propia actitud, como hombre, hacia las mujeres"

por 

- CANNES 2022: La nueva película del director franco-alemán retrata una investigación policial coral que refleja una sociedad deshilachada y las difíciles relaciones entre hombres y mujeres

Dominik Moll • Director de La nuit du 12
(© Fanny de Gouville)

De regreso en la Croisette, donde presentó en competición Harry, un amigo que os quiere y Lemming [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
en 2000 y 2005, Dominik Moll ha seducido con La nuit du 12 [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dominik Moll
ficha de la película
]
, estrenada en la sección Cannes Première del 75º Festival de Cannes.

Cineuropa: ¿Qué te atrajo del libro 18.3. Une année à la PJ, de Pauline Guéna, que te inspiró para La nuit du 12?
Dominik Moll: Lo noté con la frase resaltada y que aparece en la película: “en la Policía Judicial, decimos que cada investigador tiene un crimen que le atormenta”. Eso despertó mi curiosidad, pensé que era interesante y lo compré. No es una novela, pero tampoco es periodismo ya que tiene un lado muy ficticio. Lo leí, pero no veía una película y también me decía que ya había visto bastantes series que preparan el terreno y eso hasta los dos últimos capítulos que cuentan la investigación de La nuit du 12, el asesinato de Clara y el investigador Yohann, que ha estado y sigue obsesionado porque no se ha resuelto el caso. En esta investigación, había elementos increíbles que me parecían bastante funcionales como cuando el caso es reabierto tres años después con un refugio y una cámara oculta en una lápida falsa y el hombre que va a la tumba de Clara a hacer cosas raras, pero al final tampoco era él… Lo que más me gustó fue que no encontramos al culpable porque no se ha visto tantas veces, salvo en Zodiac de alguna manera. En general, cuando hay una investigación policial, hay un culpable al final, es lo que espera el público en general. Aquí, no, y eso permite mirar hacia otro lado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

También lo anuncias con esa tarjeta que aclara que el caso no está resuelto.
Fue después de las primeras versiones del guion. Lo hicimos leer y los comentarios fueron bastante positivos, pero muchos estaban frustrados por no encontrar al culpable al final. Así que añadimos este texto como introducción al debate y quedó asumido no entregar al culpable. Pero, aunque lo sepamos, durante la película lo olvidamos un poco. Pero esa advertencia nos permitía explorar el día a día de los investigadores, su frustración, la vida grupal. Pero, Gilles Marchand, mi coguionista, se planteó que el verdadero hilo conductor, eran las relaciones hombre-mujer, eso que cojea entre ellos en relación con la violencia de los hombres contra las mujeres. No queríamos hacer un castigo y que se dijera de nosotros “son hombres de 60 años que quieren subirse al tren del MeToo para hacerse los modernos” (risas). Tenía que ser más sutil pero la trayectoria del personaje principal tenía que abordar los interrogatorios donde él mismo se pone a cuestionar su propia actitud de hombre en comparación con las mujeres, como cuando la amiga de la víctima le hace este reproche: ¿Qué cambia saber si ella se acostó con este o con aquél? ¿No es una manera de insinuar que en parte se lo buscó? Ahí Yohann se da cuenta de que este razonamiento es posible a pesar de sí mismo y eso provoca que se agrieten sus certezas, y luego lo lleva a evolucionar y a ver las cosas de manera diferente: para hacer cambiar este mundo de hombres de los investigadores, primero habría que hacerlo menos masculino y aceptar también la ayuda de las mujeres que pueden aportar otra visión.  

La película es un thriller, un género al que siempre has sido aficionado, pero también es el reflejo de una sociedad.
Es el ideal cuando llegamos a combinar ambos, aunque el thriller sin reflejo de la sociedad puede estar muy bien también. Pero mi interés por el cine pasa por la influencia de Hitchcock y son cosas que permanecen: jugar con las sensaciones, con el suspenso, etc. La ventaja del género, del thriller, policíaco o película de terror, da igual, es que tenemos una base donde los espectadores saben un poco lo que van a ver para que podamos desarrollarlo pudiendo añadir con más facilidad desde abajo otras temáticas más sociales, pero sin hacer películas de tesis. Eso permite llevar a los espectadores a otro lugar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy