email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2022 Competición Big Screen

Adrián Silvestre • Director de Mi vacío y yo

“Hoy las personas somos tratadas como productos de mercado”

por 

- Tras su segundo largometraje, Sedimentos, el cineasta valenciano afincado en Barcelona sigue explorando los conflictos de la identidad transexual en su nuevo film

Adrián Silvestre • Director de Mi vacío y yo
(© Oscar Fernández Orengo)

La tercera película de Adrián Silvestre establece lazos sanguíneos con su anterior trabajo, Sedimentos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Adrián Silvestre
ficha de la película
]
, que ha tenido una exitosa carrera festivalera tras presentarse en el festival de Málaga 2021. Éste y otros interesantes aspectos de Mi vacío y yo [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Adrián Silvestre
ficha de la película
]
, que compite en la Competición Big Screen del IFFR 2022, abordamos en el siguiente diálogo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué vinculación familiar tienen tus dos últimas películas: son hermanas, primas o cuñadas (paralelas)?
Adrián Silvestre:
¡Qué bien que digas esto! Porque siempre que hablan de precuelas y secuelas yo respondo: están conectadas, no sé cómo definirlo y me gusta llamarlas hermanas, porque dialogan entre ellas, comparten tema común y parte del reparto.

El vacío del título… ¿a la protagonista le cuesta llenarlo?
Sí, proviene de las vivencias de la propia Raphaëlle Perez y era el título de uno de sus poemas: era importante que saliera de ella, pero también que reflejara el tema que estábamos explorando. Es el vacío que ella tiene y todos hemos tenido alguna vez, incluso algunos no dejaremos de tener nunca: esa búsqueda forzosa de la identidad que a veces llega tarde o nunca, y que tenemos que llenar con otras cosas. Raphi trató de llenarlo a través del amor romántico, pero al final solo se puede llenar con una misma: en la pugna entre el vacío o ser uno mismo están esos conflictos.

¿Por qué contar con Carlos Marqués-Marcet (Los días que vendrán [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Carlos Marques-Marcet
ficha de la película
]
) para formar el trío de guionistas del film, completado con Raphi y tú?
Yo llevaba años colaborando con un grupo de mujeres trans, entre las que estaba Raphi: ella y yo empezamos a trabajar con sus escritos. Tenía una relación tan estrecha con ella, que mi mirada no era lo suficientemente externa como para ver si se sostenía o no cinematográficamente, pues estaba demasiado vinculado. Entonces la productora nos propuso que contásemos con alguien de fuera, y a nosotras nos encantaba el cine de Carlos y sentíamos sintonía con él, a quien le gustó la propuesta. Él llegó tras una primera versión del guion y empezamos a reescribir juntos: formamos así un equipo perfecto con alguien que lo vivía en primera persona, un director vinculado a ella y otro con visión externa.

Cuando Laura Herrero Garvín, tu directora de fotografía, estrenó La Mami [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Laura Herrero Garvín
ficha de la película
]
, me dijo en una entrevista que ella no buscaba las historias, sino que se las encontraba. ¿Te sucede a ti lo mismo?
Eso es interesante, porque me siento más ligado al azar y a su posibilidad de improvisar y explorar, pero Sedimentos es documental y Mi vacío y yo es ficción, y en ésta muchas cosas las tienes que tener bien atadas, con un plan de trabajo más complejo; pero pudimos también jugar con la improvisación y hay una mezcla de lenguajes. Mi vacío y yo no tiene el nivel de libertad y riesgo de Sedimentos, sobre todo por cuestiones de producción, con un equipo más grande.

¿Podemos decir entonces que Mi vacío y yo es docu-ficción, o ficción pura?
Ficción pura, con una actriz natural y basada en su propia experiencia.

En el film aparecen las aplicaciones para ligar que tanto usamos hoy. ¿Cómo influyen éstas en nuestras relaciones?
En España las cosas han cambiado rápido y positivamente para la comunidad trans, a pesar de la violencia y el rechazo que se siguen encontrando estas personas a diario, pero viven en espacios más seguros y agradables. En el caso de Raphi, mujer joven, con vida social y un trabajo de oficina, es decir, con una serie de cuestiones superadas, la violencia la ha encontrado en las redes sociales: lo que no te dicen a la cara y no te encuentras ya en la calle, sí aparece en ese mercado tan salvaje de las aplicaciones, independientemente de que seas hetero, gay, lesbiana o trans. Muchas veces es violencia verbal y aparece en el lenguaje y las exigencias que te piden y cómo te las piden. Raphi me mostró capturas de las conversaciones que había tenido con tíos a través de las aplicaciones de móvil: ella tiene una capacidad enorme para capturar y recordar cosas, transformándolas en algo creativo, y era brutal la recopilación de mensajes, que hemos recogido en la película y que a muchos les puede parecer ficción, pero no, son así. Creo que casi nadie se libra de sufrir esto: estamos viviendo una etapa hiper neoliberal que afecta también a lo sexual y a lo afectivo, y las personas somos tratadas hoy día como productos del mercado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy