email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2021 Competición

Liesbeth De Ceulaer • Directora de Holgut

"Al rodar durante la noche y el atardecer, quería escapar de la realidad para evocar un mundo más onírico y mítico"

por 

- La directora belga nos habla sobre el rodaje de su documental en Siberia

Liesbeth  De Ceulaer  • Directora de Holgut

La cineasta belga Liesbeth De Ceulaer presentó su documental Holgut [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Liesbeth De Ceulaer
ficha de la película
]
en la presente edición del festival Visions du Réel. Su cámara muestra el misterioso y arcaico paisaje de Siberia, donde las señales del cambio climático son visibles a simple vista. La directora nos habló de su experiencia y del reto de grabar en una zona tan apartada.

Cineuropa: ¿De dónde surgió la idea de hacer esta película?
Liesbeth De Ceulaer: Empecé a investigar sobre el tema en 2013. Me interesaba saber cómo habían contribuido los seres humanos a la extinción de varios animales. Cuanto más leía sobre el tema, más consciente era de que necesitaba mostrar ese mundo salvaje y buscar una historia específica que hablase de ello. Aunque las extinciones tuvieron lugar en el pasado, no quería hacer una película histórica. Quería hacer una película que mostrara que esto sigue ocurriendo en la actualidad, ante a nuestros ojos. Durante mi investigación, me topé con la historia de los mamuts y de cómo, debido al cambio climático, sus restos están saliendo a la superficie. En algún momento conocí a esta familia de pescadores que viven en un pueblo apartado y que no están directamente relacionados con los mamuts. Con el tiempo, todos los elementos de la película se unieron. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Conoces la película Genesis 2.0 [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, de Christian Frei y Maxim Arbugaev? ¿Qué te parece? ¿Cómo influyó en tu proyecto?
Cuando viajé a la República de Sajá, me hablaron de este otro documental. Al principio, me preocupé porque quería hacer una película sobre algo que no se hubiera contado todavía. También fue difícil conseguir financiación puesto que las diferentes fuentes me decían que ya había un documental sobre el tema. Decidí darle a la película un lado más poético y no dar demasiada información. El hecho de que Genesis 2.0 mostrara la idea de desextinción del mamut a través de la clonación me liberó de tener que explicarlo en mi película. Al final, Genesis 2.0 me ayudó a encontrar mi camino.

¿Cómo fue grabar en las localizaciones?
Hay grandes diferencias entre las estaciones; en invierno se podían alcanzar los -45 grados. Esta es una de las razones por las que grabamos en verano. Además, yo no quería mostrar un país de las maravillas invernal, sino un paisaje que está cambiando. Quería mostrar el deshielo, el agua y el barro.

Tuvimos mucha suerte con las condiciones climáticas. Pero también tuvimos algunos problemas con el barro y el calor, ya que atraían a los mosquitos. Acampamos casi todos los días, pasamos mucho tiempo en los botes y algunas veces tuvimos que escalar con material pesado. Estábamos obligados a pensar y a ser muy rápidos porque no había posibilidad de volver atrás.  

En la primera parte, grabaste más por la noche, y en la segunda, de día. ¿Querías estructurar la película de esta manera, tiene un significado metafórico o se debe a las circunstancias?
Lo decidí antes del rodaje. Al grabar por la noche o en el ocaso, quería alejarme de la realidad para evocar un mundo más onírico y fantástico. Las escenas crepusculares me ayudaron a crear esta atmósfera. Tampoco estaba siempre buscándolo, fue una coincidencia porque en verano había mucho crepúsculo.

Entraste en un mundo dominado por hombres. ¿Te recibieron con escepticismo por ser una mujer? ¿Quizás algunos creían que no serías capaz de adaptarte a su hábitat?
Yo ya sabía que iba a ser duro, sobre todo a nivel físico, y me preparé para ello. Nunca sentí negatividad hacia mí. El científico fue nuestro guía cuando estuvimos con los cazadores de colmillos, y siempre hubo buen ambiente y buenos momentos. Con los dos hermanos, fue una expedición más larga. Me sentí bien cuidada, son personas honorables y se tomaron como un deber el cuidar de nosotros.

Entré en un mundo donde las mujeres no suelen ser bienvenidas o vistas. Hay algunas cosas por ahí de las que sólo se ocupan los hombres o que sólo se les permiten a ellos. Como yo fui como cineasta, una profesional, y tuve algunos privilegios y más acceso, todos me aceptaron como “guía” del proyecto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy