email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Competición

Joana Hadjithomas, Khalil Joreige • Directores de Memory Box

"Nuestro personaje siente los secretos de su madre, los hijos pueden hacer eso"

por 

- BERLINALE 2021: La película, presentada a competición, desmiente lo que decía Cher cuando cantaba que no se puede volver en el tiempo

Joana Hadjithomas, Khalil Joreige  • Directores de Memory Box
(© Joreige/Hadjithomas)

En la víspera de Navidad en Montreal, la adolescente Alex (Paloma Vauthier) tiene en sus manos una caja llena de viejos diarios y fotos de su madre, que fueron dados a una amiga cercana cuando dejó Líbano. Sin embargo, la madre no quiere hablar de su pasado con su hija, incluso si eso podría acercarlas un poco más. Hemos hablado con los directores Joana Hadjithomas y Khalil Joreige sobre Memory Box [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Joana Hadjithomas, Khalil …
ficha del filme
]
, presentada a competición en la Berlinale 2021.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Cineuropa: Ver a una chica “descubriendo” cosas sobre su madre en su adolescencia hace a uno que se dé cuenta de que tendemos a olvidar que nuestros padres tuvieron una vida antes que nosotros, por así decirlo.
Joana Hadjithomas:
Esta película está basada en los cuadernos y cintas que enviaba a mi amigo que tuvo que abandonar Beirut. Yo me quedé y nos escribíamos todos los días durante seis años. Luego perdimos el contacto y cuando nos volvimos a encontrar, 25 años después, intercambiamos estos cuadernos. Siempre reescribes tu propia historia. Conservas algunos recuerdos, mientras que otros simplemente los olvidas. Sin embargo, no podía mentirme a mí misma cuando leía los diarios o escuchaba mi propia voz. También se trata de tus sueños: ¿qué has hecho con ellos? ¿En qué te estás convirtiendo? Esta pregunta puede ser muy conmovedora. Nuestra hija quería leerlos y el primer impulso fue: “¡Por favor, hazlo! Así entenderás que tu madre es una persona de verdad”. Después pensamos que quizás no sea la mejor idea.

Khalil Joreige: Porque los hemos leído y nos dimos cuenta de que lo que Joana recordaba era muy diferente de lo que escribía. No conoce Líbano, y no hablo de mi hija, sino de Alex en la película. Ella no comparte las mismas referencias, por lo que construye una imagen diferente de su madre y de estos hechos. Además, cuando hablamos de la guerra, y la vivimos, no es lo mismo para alguien que solo puede imaginarlo o que lo vio en una pantalla.

En cualquier caso, Alex se queda enganchada. Ella también tiene su propia “caja de recuerdos”: su teléfono, y lo utiliza para da una nueva vida a esas viejas fotos.
J.H.:
Sí, ella les da vida, por ejemplo. Pensamos en cómo representar una época, un país o una situación con sólo algunas fotos, letras y sonidos. Esta fue la parte más emocionante. Más tarde, cuando Alex tiene más material, es capaz de reconstruir cómo era la casa de su madre y cómo eran esas personas. No queríamos utilizar efectos especiales, sino con algo que pudiera salir de su propia mente.

K.J.: Mi archivo, como fotógrafo, consta de 50.000 imágenes. Mi hija ha tomado más en Snapchat en menos de seis meses. Es un archivo también, y es un diario. No estamos nostálgicos de las “viejas imágenes”, sino que tenemos curiosidad por saber cómo cambian nuestra relación con el cuerpo, el público y la narración en general.

J.H.: En cierto modo, lo estábamos conectando con la historia de la fotografía: todas estas cámaras antiguas y las tecnologías actuales. También fue interesante reconsiderar, visualmente, cómo contra una historia. Hay una parte en la que Alex reinventa los años de adolescencia de su madre, pero luego vuelve a tomar las riendas, con un flashback más tradicional. Nos gustó esa confrontación.

Alex disfruta descubriendo las cosas que comparten, incluso el hecho de que su madre, Maia, también solía fotografiar sus medias. Aunque parece sugerir que no hay una verdadera comunicación hasta que ella se abre de verdad.
J.H.:
Maia ha cambiado mucho desde que se mudó a Montreal. Ha trabajado y ha olvidado su pasado. Hay algo roto en esta mujer y su hija, al hacer preguntas, le obliga a abrir esta caja, a enfrentarse a su pasado y a sus recuerdos. Puede ser doloroso, pero ella siente que su madre no está del todo presente. Esta es su motivación para leer y entender más. Ella siente los secretos de su madre. Los niños pueden hacer eso.

K.J.: Ella siente el misterio, así que empieza a indagar y descubre cosas, como esta división entre quién era su madre y quién es ahora, incluso solo en cuanto a su energía. Ahora parece un poco distante, antes era más apasionada. Empieza a preguntarse: ¿qué ha pasado?

J.H.: Ella desarrolla compasión por su madre de esta manera y queríamos mostrarlo. También porque puede ser muy extraño. Lo vivimos con nuestra propia hija, así que la película fue una forma de sobrevivir a ello. Cuando escapas de una guerra civil, todo lo que quieres hacer es amar, sonar, estar vivo. Aunque es importante hablar de estas cosas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy