email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Competición

Daniel Brühl • Director de Next Door

"La gente famosa siempre habla de lo terrible que es ser reconocido y abordado, pero lo que es peor es no serlo"

por 

- BERLINALE 2021: En su primer largometraje como director, protagonizado por él mismo junto a Peter Kurth, el actor germano-español por fin se venga

Daniel Brühl  • Director de Next Door
(© Pascal Buenning)

Mientras se prepara para una importante audición, el famoso actor Daniel (Daniel Brühl) se detiene en un pequeño bar antes de marcharse al aeropuerto. Allí se encuentra con Bruno (Peter Kurth), el hombre que le odia desde hace años. Next Door [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Brühl
ficha del filme
]
, la ópera prima de Brühl como director, se ha presentado en la Berlinale 2021.

Cineuropa: Debe haber sido interesante interpretar a alguien que podría ser la peor versión de ti mismo. La autocomplacencia de este tipo es realmente divertida.
Daniel Brühl:
Me sentí liberado después de hacer esta película. Pude vengarme por todas las cosas que me han dicho en mi vida. Este es el precio que pagas por ser actor, y yo lo hago encantado. Sigo pensando que es una profesión maravillosa. Sin embargo, en los últimos años, la gente no ha sabido mantener la distancia. Te observan, te juzgan e interrumpen tus conversaciones. ¡Algunos incluso tienen la necesidad de decirte lo horrible que les pareces! Ha sido una forma de lidiar con eso y de romper con la imagen que hay sobre mí. Desde Good Bye, Lenin! [+lee también:
tráiler
entrevista: Wolfgang Becker
ficha del filme
]
, mucha gente piensa que soy el tío más agradable del mundo, ayudando a los ancianos a cruzar la calle.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Uno de los temas que más me interesaba era la gentrificación. Siempre me he sentido como un invasor en Berlín o Barcelona, mi segundo hogar, así que intentaba adaptarme. Una vez, estaba sentado en un restaurante, hablando con los camareros sobre fútbol y practicando mi catalán para demostrarles a todos que era uno de ellos. De repente, vi a un trabajador de la construcción mirándome. Estaba claro que me odiaba, al verme con mi maleta, hablando del Barça. Lo imaginaba trabajando en un andamio en la fachada de mi casa, observando mi apartamento y comenzando un duelo conmigo. Soy un escritor miserable, así que le pedí ayuda al guionista Daniel Kehlmann. Él es mitad austríaco, lo que significa que es más divertido que los alemanes. Compartí con él todas estas experiencias, aunque hay muchos elementos ficticios. ¡Espero que la gente se dé cuenta! Retrato a este personaje como un imbécil vanidoso, lo cual es solo en parte mi problema.

¿Dirías que hoy en día las estrellas tienen la necesidad de demostrar que son “como nosotros”? El propio Kevin Hart se lamentaba recientemente de que ser famoso es una ruina.
Mis colegas y amigos me preguntan por qué paso tanto tiempo hablando con la gente cuando se me acercan. Siempre he tenido la convicción de que hago este trabajo por ellos. Nunca he conocido a un Bruno, pero hay muchos otros que simplemente no te dejan en paz, incluso si estás hablando por teléfono. Aún así, hay una cita divertida que le escuché decir a una estrella hace años: La gente famosa siempre habla de lo terrible que es ser reconocido y abordado, pero lo peor es no serlo. Para alguien como Daniel, tiene que ver con la vanidad. Se saca una foto con dos chicas jóvenes para presumir delante de Bruno. Sin embargo, también puede ser algo agradable. No me creo a los actores cuando dicen que no quieren ser reconocidos y luego se visten de forma ridícula, con una gran gorra de béisbol y gafas de sol, con la intención totalmente opuesta [risas].

Con el personaje de Bruno, tenemos la sensación de que lo hemos visto antes. En países como los nuestros, creo que hay mucha gente que se ha sentido abandonada.
Es cierto, y ese era el problema que teníamos en la primera versión del guion. Los dos personajes no estaban completamente formados. Al ser mi película, y contar la historia desde mi perspectiva, tenía miedo de retratar a un tipo de Alemania del Este como una especie de agente de la Stasi. Él tiene sus motivos. Su vida está llena de fracasos, desengaños y tragedias. Lo he experimentado muchas veces en Berlín o en las zonas rurales: hay gente que se siente traicionada. Por el sistema o por el pasado. Personas que no han encontrado su lugar. Esto puede explicar algunos de los grandes conflictos que tenemos entre el Este y el Oeste, ya que en su día el Oeste aplastó al Este. No fue un proceso saludable. Conozco a algunos de mis vecinos en mi propio apartamento, y es evidente lo diferentes que somos. Pero creo que les gusto, o tal vez solo fingen.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy