email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ESPAÑA

Eduardo Escudero • Distribuidor, A Contracorriente Films

“Cuando las cosas vuelvan a la normalidad, tendremos que basar nuestra estrategia en generar confianza”

por 

- Cineuropa ha hablado con Eduardo Escudero, de A Contracorriente Films, sobre su catálogo, la situación del mercado español y el futuro del sector tras la crisis del coronavirus

Eduardo Escudero  • Distribuidor, A Contracorriente Films

Cineuropa ha hablado con Eduardo Escudero, uno de los fundadores de la distribuidora española A Contracorriente Films, sobre su catálogo, la situación del mercado español y el futuro del sector tras la crisis del coronavirus.

Cineuropa: ¿Cuál es vuestra línea editorial?
Eduardo Escudero:
El nombre A Contracorriente Films fue desde el primer momento una declaración de intenciones. Queríamos llevar una línea editorial un poco diferente, centrada en películas “feel-good” y producciones europeas. Siempre hemos sido bastante prudentes en las adquisiciones e intentamos comprar películas terminadas. Para nosotros, lo más importante es generar un buen catálogo, conseguir títulos que nos gusten y que además puedan tener buenas palancas de márketing para llegar al público. En 2013, tuvimos el acierto y la suerte de estrenar Intocable [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, que logró un éxito sin precedentes (2,6 millones de espectadores en España). En ese momento tuvimos un debate interno en la empresa, sobre si debíamos cambiar la estrategia de adquisiciones y apostar por títulos un poco más grandes, pero decidimos prudentemente no cambiar nuestra línea. Además de la distribución en cines, también nos dedicamos a la producción. Somos los productores de La librería [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, de Isabel Coixet, que ganó el Goya a la Mejor Película en 2017. También nos hemos metido en la exhibición, gestionando varios cines en Madrid y Barcelona. En cualquier caso, todo esto es sinérgico a nuestra labor de distribución.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Cuáles dirías que son las particularidades del mercado español?
La realidad es que durante la crisis nacieron muchas empresas, incluida la nuestra, y el mercado quedó muy atomizado. En este momento hay muchos distribuidores, y cada semana llegan una media de 12 títulos a la cartelera. Nosotros somos cooperadores necesarios en esta situación, porque estrenamos casi 20 títulos al año, pero también lo padecemos. Apenas 3 o 4 títulos consiguen sacar la cabeza, por lo que vemos una paulatina pero imparable tendencia de decrecimiento en el número de espectadores por título europeo. Lo cierto es que venimos de un año muy bueno en el número global de espectadores, pero cada vez están más concentrados. Tenemos que preguntarnos si tal vez hay que cambiar el modelo para determinados productos. El cine es una experiencia colectiva maravillosa, pero colectiva significa que tiene que haber más de dos personas en la sala. Hay que explorar otras opciones, pensar en cómo se programa y flexibilizar las ventanas para que las películas puedan estar disponibles cuanto antes para su consumo en otras plataformas.

¿Cómo os ha afectado la situación actual con la pandemia y qué medidas habéis tomado?
Estamos navegando en la incertidumbre. No sabemos hasta dónde llegará esto, cuándo podremos reabrir y en qué condiciones. Cuando las cosas vuelvan a la normalidad, tendremos que basar nuestra estrategia en generar confianza, para que la gente sepa que volver al cine es seguro. También tendremos que hacer algún tipo de campaña de precios, y por supuesto ofrecer un producto atractivo. Mientras tanto, hay que tomar las medidas que sean necesarias. Como exhibidores, lo que más nos aterra en este contexto es no poder comunicarnos con el público, por eso hemos creado Sala Virtual de Cine (leer noticia). Es principalmente una herramienta de comunicación, que además nos permite compartir unos ingresos con los cines, que son los más damnificados en este momento. A través de esta sala la gente puede registrarse con unos códigos de descuento, que facilitan los cines participantes, y que les permiten disfrutar de películas en la propia web o a través de las aplicaciones de TV. La idea es programar los estrenos que estaban previstos para estos meses, así como algunas continuaciones que estaban en el top de la cartelera cuando se produjo el cierre. En cualquier caso, esto no deja de ser una medida provisional en una situación excepcional.

¿Cuál es vuestro reparto de ingresos por ventanas y cómo ha evolucionado la situación en España?
Un 40% viene de la explotación en salas, un 50% de televisión, VOD y subscripciones, y el otro 10% de home entertainment. Hace unos años teníamos la esperanza de que el VOD transaccional pudiese sustituir al desaparecido mercado de alquiler de DVD, que generaba un gran volumen de ingresos. Sin embargo, con la llegada de las plataformas de streaming por suscripción, la gente dejó de pagar contenidos individuales, por lo que ha habido cierto decrecimiento en la evolución del transaccional. Por otra parte, para las plataformas multinacionales el cine independiente europeo no ha sido una prioridad hasta el momento. Nosotros vamos trabajando con todas, aunque no tanto como nos gustaría. Veremos qué pasa con la nueva directiva europea que debería asegurar que al menos un 30% del contenido de las plataformas sea de producción europea.

¿Hay alguna película o campaña de la que estéis especialmente orgullosos?
Hemos tenido algunas películas que fueron especialmente satisfactorias, aunque no fuesen las que más recaudaron. Un ejemplo sería Ballerina [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una película de animación franco-canadiense. Nunca se había dado que una película de animación europea independiente alcanzase ese nivel de éxito en salas sin el apoyo de televisiones privadas. Nosotros decidimos hacerlo, poniendo todo el cariño y la ilusión, convenciendo a los exhibidores de las bondades de la película. Hicimos una campaña muy bien cronometrada y muy ambiciosa, y finalmente la película hizo 1,4 millones de espectadores. Fue un hito. Otro ejemplo fue la película Quo Vado [+lee también:
tráiler
making of
ficha del filme
]
, que se convirtió en la película más vista de la historia en Italia, pero no funcionó prácticamente en ningún otro país. Nosotros decidimos cambiar completamente el enfoque. La titulamos Un italiano en Noruega y reposicionamos todos los materiales de promoción, centrándonos en los tópicos Norte-Sur, que ya habían sido explorados en otros títulos como Bienvenidos al norte [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
u Ocho apellidos vascos [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Decidimos jugar esa carta y conseguimos que fuese un éxito con 300 mil espectadores.

¿Qué es lo que te motiva para seguir trabajando en distribución y cómo ves el futuro?
Como decía, A Contracorriente Films no es solo un nombre. Proponemos iniciativas de márketing y hacemos cosas que no ha hecho nadie antes. Estamos continuamente explorando, y esto nos ilusiona muchísimo. Algunas veces las pruebas salen mal y otras salen bien. En cualquier caso, siempre intentamos aprender de la experiencia. En cuanto al futuro, creo que se ha demostrado que el público consume más contenidos que nunca. Es una tendencia imparable. A mí me gustaría recuperar a gente más joven en las salas de cine. En ese sentido, los poderes públicos y las televisiones tienen una misión muy importante. También debemos seguir trabajando como distribuidores para acercar los contenidos al público a través de otros medios. Tenemos que estar atentos y adaptar las campañas, dar más preponderancia al márketing digital y aprender a llegar mejor a nuestro público con las herramientas tecnológicas a nuestro alcance. Tenemos que seguir haciendo lo que hemos hecho siempre: conectar al público con un contenido, aportando valor agregado con nuestro trabajo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy