email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Mark Jenkin • Director de Bait

"La gente puede ver lo que quiera ver en la película, ahora es suya"

por 

- Hemos entrevistado al director británico Mark Jenkin para saber más sobre su aclamado nuevo largometraje Bait, que se estrena hoy en cines del Reino Unido

Mark Jenkin • Director de Bait

El largometraje Bait [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Mark Jenkin
ficha del filme
]
de Mark Jenkin se estrena hoy en Reino Unido. Recientemente ha obtenido tanto el premio del jurado como el del público en el Festival New Horizons en Breslavia, Polonia. Jenkin es uno de los muchos directores que están sacudiendo la vanguardia de la industria cinematográfica del Cornualles británico, creando producciones únicas que escribe, dirige, filma edita y para las que, en ocasiones, compone incluso la banda sonora. En efecto, parece que nada se le resista. Bait es una de las experiencias cinemáticas más únicas del año.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Es Bait una película sobre el Brexit?
Mark Jenkin: No, ¿por qué lo preguntas? ¿Has llegado a esa conclusión a causa de otras cosas que he estado escribiendo?

Mucha gente habla de cómo esta película trata con conflictos relacionados con el Brexit.
Creo que en este razonamiento se confunde causa y consecuencia, aunque no por ello deja de ser válido. La verdad es que esa no era mi intención. Sin embargo, creo que cualquier película que estés realizando en un momento dado va a tener relevancia en su contexto, y el contexto actual es el Brexit. Si la película se hubiese estrenado antes del 2016, ¿diría la gente que su tema principal es la austeridad? La gente siempre va a poder enlazar una película con el principal problema del tiempo en el que se estrenó. A mí, no obstante, no me molesta, que la gente vea lo que quiera ver en la película; ahora pertenece a los espectadores.

La película está filmada en 16mm, en blanco y negro; tiene un estilo único y tú mismo has revelado la cinta. ¿Por qué querías rodar en película?
La película cinematográfica me apasiona desde que tenía 17 o 18 años. En esa época, solía filmar con una cámara Super 8, enviaba los cartuchos a Alemania y obtenía de vuelta la película. Cuando el vídeo digital de bajo coste empezó a tomar fuerza, acabé enganchado a ellos. Solía grabar en mini-DV, un formato que aún me gusta, pero en el que no he grabado en años. Después de esto, empecé con las cámaras digitales de gama alta, pero no me gustaba el flujo de trabajo ni disfrutaba en especial de su estética. Así que decidí volver a filmar en película, el primer formato que me enamoró. Esto me impuso bastantes limitaciones a la hora de trabajar, ya que la mayoría de los laboratorios de revelado están cerrados. Por lo tanto, si quería filmar en este formato, tenía que encontrar la forma de realizar este proceso por mí mismo.

Has escrito, dirigido, editado, filmado y compuesto la música de la película. Imagino que habrás participado en el proceso de selección del reparto de la película: ¿te obsesiona el control?
¡Sí! Mi forma de aproximarme a la creación de películas tiene un regusto muy infantil. Cuando un amigo mío y yo empezamos a crear películas, tomábamos prestado una cámara de video VHS de la biblioteca local. En ellas uno de nosotros tenía que salir en la película, y el otro hacía todo lo demás: filmar, crear el guion y el sonido, todo eso. Creo que he conservado ese impulso infantil de querer forma parte de todo el proceso cinematográfico, un fenómeno que creo que llega hasta los primeros pioneros de la industria del cine.

¿Cómo fue crear la película en Cornualles? ¿Es una película que trata de forma específica esta parte del país?
Vivo allí, pero la película no pretende estar ambientada en ningún lugar concreto. No mencionamos Cornualles de forma explícita en la película, aunque sé que se ha promocionado que se rodó allí. Pero podría haber sido en cualquier otra parte.

Has mostrado una comunidad que se ha deteriorado hasta el punto de que los pubs solo abren los meses de verano, ya que no hay suficiente gente para que sean rentables fuera de la estación turística.
El dinero mueve el mundo. Vivimos en un mundo donde el dinero es el centro de todo, por lo que el dinero es clave en esta película. Esto se ve reflejado de dos formas: por un lado, está el dinero que ves, en forma de billetes y monedas, y luego está aquel que no puedes ver. Me gusta mostrar cómo el dinero cambia de manos y hay muchos primeros planos de este tipo. Con el pescador esa cantidad es muy pequeña. Con Sandra, en cambio, todo sucede a golpe de ordenador. Todas sus gestiones, todas sus facturas se pagan a través de su portátil. El dinero físico no hace acto de presencia hasta que se siente culpable por la langosta robada, y decide pagar algo en efectivo, de modo que sube la colina y entra en su mundo. Quería mostrar este contraste entre ambas realidades mediante el dinero.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy