email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Thanos Anastopoulos • Director

“La responsabilidad de ser testigos de la realidad”

por 

- Nos reunimos en el Bergamo Film Meeting de 2017 con Thanos Anastopoulos, director de L’ultima spiaggia

Thanos Anastopoulos • Director
(© Bergamo Film Meeting)

Thanos Anastopoulos ha seguido a su país, Grecia, a lo largo de su parábola histórica de los últimos 30 años. Ajeno al radicalismo exacerbado que llevó a la fama a sus colegas de la nueva ola helénica (Yorgos Lanthimos, Alexandros Avranos, Athina Rachel Tsangari), Anastopoulos siempre ha optado por el realismo más crudo. Cineuropa se reunió con él en el Bergamo Film Meeting de 2017, que le ha dedicado una retrospectiva que incluye su última película: L’ultima spiaggia [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Thanos Anastopoulos
ficha del filme
]
, rodada a cuatro manos con Davide Del Degan.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: En tu segundo largometraje, Correction, del 2007, ya hay signos de la crisis que golpearía Grecia y el mundo entero.
Thanos Anastopoulos: Todo el “nuevo cine griego” nació tras los Juegos Olímpicos de 2004. Correction es fruto del deseo de hablar de la suciedad, que la sociedad suele barrer bajo la alfombra. Yo siempre parto de lo real y aquellos eran los lugares en los que crecí, el barrio a los pies de la plaza Omonia, la parte menos turística, el estómago de Atenas, se diría. ¡Yo decidí filmar el intestino de la capital griega! Tras la caída del muro, fue el primer barrio al que llegaban los inmigrantes y yo he vivido este cambio social en directo. El año de las Olimpiadas fue mágico; Grecia también ganó la Eurocopa de fútbol. Después vino el declive. En la clasificación para el Mundial nos ganó Albania: disturbios en las calles, un albanés muerto a manos de nacionalistas griegos… Quería reflejar el desencuentro con los inmigrantes mucho antes de que el mundo descubriese Amanecer Dorado, que ahora es conocido por todos, pero no me gustan los estereotipos y opté por hacerlo desde el punto de vista del verdugo.

Ahora vives en Italia y, después de una trilogía de largos de ficción, regresaste al documental con L’ultima spiaggia, presentada en una Proyección Especial del festival de Cannes de 2016.
Mi pareja es de Trieste. Mi película The Daughter [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, del 2012, se rodó en Grecia pero se montó Trieste. En estos últimos años, con la crisis, era difícil organizar la producción de un nuevo proyecto, así que pensamos en algo con un presupuesto más bajo. Me llamó la atención esa playa a la que iba a menudo con mi hijo. Me recordaba las playas de Atenas, a las que iba con mi padre, nadador de invierno. Cuando conocí al “pueblo” del Pedocín, pensé: ¡yo a esta gente ya la conozco! El muro que divide hombres y mujeres me dio que pensar sobre la identidad y las discriminaciones. Alguien me advirtió que Davide Del Degan preparaba un proyecto similar. Teníamos tres posibilidades: hacer dos películas separadas, renunciar o hacerla juntos. Al final, afortunadamente, nos unimos para emprender este gran viaje.

¿Qué piensa del gran número y el considerable éxito de los documentales y las docufictions en festivales?
El cine documental siempre ha estado ahí. Es el cine de la observación, antropológico. Si pides a alguien que cambie de lugar una botella ya no es cine documental. Para L’ultima spiaggia, estuvimos junto a la gente del Pedocín, extremadamente fiel, pero sin intervenir. Nos vimos con ellos durante meses antes de rodar. Para las mujeres era más difícil porque se sentían en su territorio. Sin embargo, lentamente se creó una relación de confianza, gracias a su enorme generosidad. Aquello avanzó como un vals, paso a paso, por mantener una metáfora austro-húngara. En todo caso, creo que un director tiene la responsabilidad de ser testigo de la realidad, de las cosas que ocurren, en el momento en que ocurren. La crisis ha hecho que los presupuestos para el cine hayan caído y es el momento de documentar nuestra época y reflexionar en la manera en que vemos las cosas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy