email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Urszula Antoniak • Directora

“El cine es universal”

por 

- Tras el éxito de Nothing Personal, Urszula Antoniak vuelve con Code Blue, ganadora de dos premios en el festival de los Países Bajos

Urszula Antoniak • Directora

Tras cautivar al público de Lorcano con Nothing Personal [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Urszula Antoniak
entrevista: Urszula Antoniak
ficha del filme
]
y estrenarla posteriormente con éxito en países que van desde España hasta Estados Unidos, la directora de nacionalidad polaca afincada en Holanda Urszula Antoniak vuelve a trabajar fuera de su elemento natural en su segundo largometraje, Code Blue [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, en el que nos presenta a una enfermera de mediana edad que trabaja en una sala de enfermos terminales en los Países Bajos. La película se presentó en la Quincena de los Realizadores en Cannes, donde causó cierto revuelo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuándo comenzó a trabajar en Code Blue?
Urszula Antoniak: Todo empieza con algo que me sucede y me hace reflexionar. En el caso de Code Blue fue la muerte de un ser querido. Una directora escala la montaña cada vez que hace una película nueva; en cambio, con Code Blue corrí más riesgos a conciencia al elegir un tema tabú como lo es la muerte. Nothing Personal [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Urszula Antoniak
entrevista: Urszula Antoniak
ficha del filme
]
era lírica, Code Blue es desafiante, polémica.

¿Hasta qué punto están las protagonistas de las dos películas relacionadas?
Ambos personajes eligen su sitio en el mundo. En Nothing Personal Anne opta por la soledad y no necesita hacer demasiado para conseguir su lugar, aparte de luchar contra el frío y el hambre. Marian en Code Blue elige ser invisible, algo no tan difícil cuando eres una mujer de mediana edad. Ninguna busca nada en concreto, pero sus soledades se ven trastocadas por relaciones íntimas indeseadas. Esta es la similitud que encuentro entre ambas películas. Los dos personajes se redimen finalmente por las relaciones que establecen. En el caso de Marian, la redención es extrema porque el personaje es extremo.

La muerte está presente en ambas películas, ¿cómo o por qué es “cinematográfica” la muerte?
La muerte es el principal elemento de la vida; por tanto, es cinematográfica por definición y es también nuestro tabú último. El sexo vende; la muerte, no: tememos su horror visceral y no queremos sopesar su contexto espiritual. En Code Blue, Marian es la Muerte que habita entre nosotros. Es más que una metáfora. En mi opinión, es la realidad que muchos de nosotros intenta no ver.

¿Cómo describirías la relación de Marian con los moribundos?
Los pacientes de Marian son enfermos terminales. Ella quiere entrometerse en sus muertes, que es más de lo que muchas familias hacen por sus seres queridos. Un paciente deja que le ponga una inyección; otro se resiste y lucha. En el primer ejemplo, ella representa “la Muerte según Heidegger”, el momento que sabemos que se acerca, y en el segundo, “la Muerte según Lévinas”, una asesina que se aproxima en la oscuridad. Esta última experiencia hace dudar a Marian y marca el comienzo de su transformación como persona.

La pequeña polémica en Cannes por el “contenido impactante” de la película ¿la ayudan o la dañan?
Fue causada más que por la película, por la nota del cine, que no era una advertencia normal como “Esta película contiene escenas que pueden dañar la sensibilidad del espectador” sino que rezaba lo siguiente: “Algunas escenas pueden herir los sentimientos del público”. Un comentario tan poco elegante podría acabar perjudicando la propia película. Sin embargo, Code Blue evoca sentimientos profundos: a algunos les impacta, a otros los perturba y a muchos les conmueve. No deja a nadie indiferente.

¿Crees que Code Blue es una obra más holandesa que Nothing Personal? ¿O podría haberse ambientado en cualquier lugar? Ninguno de los protagonistas es neerlandés…
Elegí a los mejores actores para los diferentes papeles. Lars Eidinger resulta ser de Alemania y Bien de Moor es belga. El cine es universal. El último director que intentó hacer cine nacional fue Leni Riefenstahl. Elegir el reparto es como enamorarse: ves a una persona y sabes que él o ella es el personaje que tenías en mente, más allá de que sepa o no interpretar. Bien [de Moor] tiene carisma. La extraña cualidad de unir polos opuestos da como resultado que acabemos seducidos y pegados a la pantalla. Bien [de Moor] es frágil y poderosa, conmovedora y terrible, tierna y cruel. Mientras trabajaba con ella y Lars, discutíamos sobre los temas, emociones y sentimientos contenidos en las escenas. Este tipo de dirección puede compararse con la pintura abstracta, mientras que trabajar en la psicología del personaje es más como la pintura figurativa; en la que uno siempre da una ilusión de lo real.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy