email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Alain Gsponer • Director

Mirando más allá de la fachada

por 

Alain Gsponer • Director

A Alain Gsponer le gusta revelar todo tipo de falsedades, explotar su naturaleza tragicómica y crear su propio estilo. Es uno de los meticulosos directores de la nueva generación, de treinta y tantos años, aunque en el extranjero sigue siendo carne de festival. Esto puede deberse a la dificultad de etiquetar a Gsponer, cuya obra no puede ser englobada dentro del Nuevo Cine Alemán o la Escuela de Berlín (aunque haya decidido vivir en esta última).

Sus primeros largometrajes, ganadores de varios premios, fueron Rose y Life Actually [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. En estas cintas ya se encuentra la esencia de un estilo cinematográfico que deconstruye de modo tragicómico su imagen y la del resto. Lo mismo se podría decir de My Words, My Lies – My Love [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, su último trabajo. Es una comedia romántica, por supuesto, pero nada más alejado de una película que sigue un patrón determinado. Gira en torno a un camarero que se convierte en una estrella de la literatura, gracias a un manuscrito que robó para impresionar a una chica.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Gsponer aprendió su oficio en la Academia de Cine de Baden-Württemberg, donde estudió cine documental. Sin embargo, cuando se hizo evidente su capacidad para dirigir actores, se pasó al departamento de cine, donde se licenció en 2002. Desde entonces, ha logrado grandes éxitos con sus repartos. Siempre se reconoce el placer que supone actuar para Gsponer. Pero la ligereza de estas interpretaciones oculta el hecho de que generalmente se decanta por familiares y que requiere que sus actores hagan un ejercicio psicológico. “Estoy dejando atrás cada vez más el naturalismo”, dice. “Veo con demasiada frecuencia una falta de energía en los telefilmes. Pero quiero escenas llenas de energía”. Cuando trabajan con él, los actores se dejan llevar, pero a pesar de todo Gsponer consigue concentrar bien sus energías.

Gsponer ve el cine como un esfuerzo colectivo, a poder ser con el mismo equipo de colaboradores. Matthias Fleischer se encarga generalmente de la fotografía, mientras que suele escribir sus guiones junto a Alexander Buresch. En los casos en que se ha escrito el guión en solitario, el resultado, según el propio Gsponer, ha sido demasiado serio. “El drama es más sencillo”, explica. “Pero el espectador te dejará ir más lejos sin consigues hacer que se ría de vez en cuando. Un guiño significa que a veces puede llegar hasta el fondo”.

Esta búsqueda de la profundidad ha llevado en algunas ocasiones a Gsponer y Buresch a crear secuencias surrealistas. El hobby del hijo de Life Actually consiste en la construcción de bombas caseras y su padre experimenta una catarsis sólo cuando está drogado.

En la obra de Gsponer, las fachadas terminan por caer siempre, ya sea en la familia, en el barrio, en la cultura o los negocios. El director está actualmente considerando material con connotaciones políticas sobre el odio hacia los extranjeros en Suiza – una investigación sobre la doble moral de la política no estaría de más en su filmografía. Además, este año tiene la intención de seguir desarrollando material original sobre mentiras que salen a la luz, sobre todo en ámbito familiar.

Pero todo esto no basta a Gsponer, que ya está manos a la obra en un proyecto muy distinto para 2012, ya que llevará a la gran pantalla un clásico de la literatura infantil alemana para la productora Claussen+Wöbke+Putz, con sede en Munich.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy